Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Lo que parecía ciencia ficción las poderosas computadoras de viaje de los autos último modelo y los smartphones lo están volviendo una realidad.

Resulta que la empresa británica de camionetas todo terreno y de lujo Land Rover acaba de presentar su respuesta a las tecnologías de coches autónomos, donde además de contar con un sin fin de sensores permite que el conductor controle la camioneta desde su smartphone.

Oh sí, leyeron perfectamente bien, y de ahí el por qué de la selección de la imagen de portada, aunque gracias a dios, no podremos hacer todas las machincuepas que realiza el agente 007 en su precioso BMW, sí nos permitirá manejar desde afuera del vehículo, con el fin de estacionarlo de una manera más precisa, o sortear un peligroso obstáculo o bache, viendo con lujo de detalle la posición de la camioneta.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, sí, la tecnología que presenta es muy atractiva, pero comenzamos con los puntos tristes y el primero y más obvio es la disponibilidad del modelo Ranger Rover Sport, ya que, a pesar de que es un modelo comercial no muy económico que digamos, es una versión prototipo, la cual está especialmente equipada y configurada para acatar los comandos remotos así como realizar maniobras en automático como girar en 180 grados el vehículo con tan solo presionar la pantalla del smartphone.

Otra de las desventajas es que esta tecnología no permitirá que se use el sistema remoto a una velocidad mayor de 6,5 kilómetros por hora, lo que descarta los trucos y piruetas extremas con un vehículo vacío, además de que el funcionamiento tiene un rango máximo de 3 metros de distancia del coche.

Parece complicado, pero el siguiente video provisto por la compañía automotriz demuestra con lujo de detalle lo cool que se ve esta tecnología. Por ahora todo está en fase de pruebas donde Land Rover demuestra que también se encontrarán preparados cuando llegue el momento de lanzar vehículos más inteligentes y autónomos al mercado.

Desde la Red…
Comentarios