Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Camara 3

En los deportes de motor el hablar de un accidente es un tema serio pues, debido a las altas velocidades que manejan, los pilotos están expuestos a desaceleraciones muy fuertes y que de provocarse pueden poner en riesgo su vida y la de la gente que está alrededor. Desgraciadamente no siempre podemos saber con exactitud qué fue lo que provocó el accidente como el caso de Fernando Alonso en el circuito de Montmeló durante la pretemporada de este año o el de Jules Bianchi en Suzuka 2014, producto del cual hace unos días el joven piloto perdió la vida.

Desde 1985 los monoplazas están equipados con cámaras de televisión, actualmente tienen 5, las cuales ofrecen imágenes de la vista del coche o de la pista desde distintos ángulos y en algunos casos han ayudado a entender lo que sucede cuando hay un accidente. Es obligatorio que una de las cámaras se encuentre en la parte alta de la toma de aire que se encuentra arriba de la cabeza del piloto, las otras suelen situarse en los espejos, a los lados de la cubierta del motor, en los alerones delanteros o en la parte alta del chasis frente al cockpit. Sin embargo ninguna de ellas nos da una imagen realmente clara de cómo reacciona el cuerpo del piloto al momento de un impacto.

Hasta ahora eran esas pocas imágenes junto con la información recabada en la ADR o caja negra lo que permitía a los comisarios, médicos e ingenieros determinar las causas del accidente y el por qué de sus consecuencias en el cuerpo del piloto.

Sin embargo, a partir de 2016, la Fórmula 1 innovara con un sistema de cámaras de alta velocidad que permitirán grabar hasta 400 cuadros por segundo, lo que permitirá obtener muchísima más información del momento en se suceden las cosas, esta tecnología será 16 veces más rápida que la usada en los monoplazas actualmente que solo permite tomar 25 cuadros por segundo.

plano camara

 

Es un hecho que no se está descubriendo el hilo negro en cuanto a grabación, pero sí en cuanto a la filmación de imágenes aplicada a un deporte de motor. Durante varios años la FIA ha estado investigando sobre las cámaras de alta velocidad, el problema era que las que contaban con la velocidad necesaria eran demasiado grandes o caras y las que eran pequeñas, aunque ofrecían una buena velocidad no tenían suficiente resolución. Además era necesario crear un sistema que trabajara también a alta velocidad para poder grabar en algún dispositivo de almacenamiento y en tiempo real, las 400 imágenes por segundo que ofrecerán dichas cámaras.

Hasta ahora la tecnología existente para la recopilación de datos no permitía grabar el choque de un F1 a gran velocidad, pues se empleaba un sistema de grabación por medio de un buffer, es decir se usaba un espacio de memoria en el que se almacenan los datos de forma temporal.

Es por eso que Andy Mellor, consultor de Global Institute for Motor Sport Safety (GIMSS), un instituto de investigación asociado a la FIA, junto con los ingenieros de Magneti Marelli han estado trabajando en un dispositivo especial que cumpla con todos los requerimientos. La cámara podrá grabar toda la información directo en la caja negra del monoplaza, que está diseñada para procesar y almacenar gran cantidad de información a una velocidad impresionante.

La empresa Magneti Marelli cuenta con amplia experiencia en sistemas de control de frenado, combustible, suspensión y varias otras cosas aplicadas al automovilismo deportivo, por lo que es la empresa ideal para desarrollar estas nuevas cámaras; además son los encargados de suministrar las cajas negras que llevan todos los monoplazas, por lo que podrán hacer que ambos instrumentos sean compatibles desde su fabricación.

Los pendientes

Al ser una cámara usada en un Fórmula 1 tiene que ser pequeña de forma que pueda adaptarse en alguna de las partes del monoplaza sin afectar su aerodinámica o peso, por eso el prototipo diseñado mide 1.2 cm de ancho, 2.5 cm de alto y 8 cm de largo, sin embargo todavía no se ha decidido en que parte del coche estará instalada.

Para definir esto primero es necesario saber con exactitud qué es lo que se quiere ver y que resultará de mayor utilidad al analizar el accidente. La mayoría opina que lo ideal sería colocarla al frente del piloto de forma que se pueda ver la reacción del cuello y la cabeza al momento del impacto y sobre todo cuando el choque se produce de manera lateral, pero también hay quien opina que podría ponerse en la parte posterior del cockpit donde aunque se vería mayormente el casco también podrían ver el entorno.

También se debe considerar que el punto donde se instale sea lo suficientemente resistente para que en caso de accidente la cámara quede protegida, por eso se han pensado que los puntos ideales son en el roll hoop, es decir la parte más alta del coche y donde se encuentra una de las cámaras de televisión actualmente, o en el front roll que es la parte del chasis frente al cockpit justo detrás del volante.

Otra de las dudas es cuánto tiempo debe durar la grabación para entender el accidente. Por ahora las pruebas se han hecho en una duración de 1 minuto, donde quedan registrados los 30 segundos previos y los 30 segundos posteriores al impacto. La grabación se realiza a modo de bucle donde la información se envía directo a la caja negra, la cual al momento del impacto activara un sistema para guardar las imágenes tomadas en ese momento.  La cámara además contara con su propio acelerómetro de 3 ejes para tener una información más detallada del evento.

Todos estos detalles quedarán definidos cuando se presente el reglamento de la próxima temporada, pues aún hay muchos tipos de accidentes que tienen que ser contemplados y para los cuales es necesario hacer varias filmaciones dentro del mismo accidente. Un ejemplo que marca la FIA es el caso de Massa en Hungría cuando un resorte del monoplaza de Barrichello le pego en la cabeza dejándolo inconsciente y provocando que se impactara contra las barreras, en ese caso el impacto sería lo que detonaría la grabación, pero también sería importante tener una vista del momento en que el piloto recibió el golpe del objeto.

Camara 4

Ante la prisa de la FIA por instalar estas cámaras en los monoplazas, durante el descanso veraniego se harán pruebas en pista para comprobar que los datos obtenidos en el laboratorio corresponden a las cosas que ocurren en la pista y así poder tenerlas listas para la próxima temporada.

La Fórmula 1 será la puerta de entrada para este tipo de tecnologías con las cuales se espera puedan evitarse lesiones graves al momento de un choque, pero ya se plantean que, una vez desarrollada completamente se implementará en todas las categorías del deporte motor.

Desde la Red…
Comentarios