Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

piloto williams en el super (2) Nuevamente la tecnología de la máxima categoría del automovilismo se ha puesto al servicio de toda la gente, aunque en esta ocasión de una forma muy distinta a como nos lo podemos imaginar.

Dentro de los aparatos eléctricos, los que consumen mayor cantidad de energía son aquellos fabricados para disminuir la temperatura de algún espacio, los refrigeradores o los generadores de aire acondicionado requieren cantidades de energía que tienen un impacto significativo en nuestra cartera.

Quizá si pensamos en una casa no sea tan impresionante el consumo, pero ¿qué tal en un supermercado?. Los grandes pasillos de refrigeradores abiertos que no sólo mantienen fríos los alimentos, sino que acaban enfriando toda la zona donde se encuentran. Para darse una idea general de lo ineficientes que son estos refrigeradores basta con decir que entre un 60 y un 70% de la energía que necesitan para su funcionamiento es debido a que están abiertos en la parte del frente. Seguramente pensarás que una solución fácil sería cerrarlos, pero eso hace que los compradores no tengan tan “a la mano” los productos, además, los costos de instalación y mantenimiento de las puertas son altos, por lo tanto, esa no es la mejor idea.

Estos refrigeradores tienen un sistema de funcionamiento muy básico, por la parte de arriba sale una cortina de aire frío que baja por unos pequeños hoyos en los estantes enfriando todos los productos a su paso, pero al no tener puertas gran parte de ese aire frío se escapa y es por lo que se crea el “síndrome de pasillos fríos”, obviamente este escape provoca que sea mayor la cantidad de aire que se debe producir para compensar las pérdidas, lo cual a su vez hace que el consumo de energía sea mayor y por lo tanto el costo operativo de los supermercados se eleva.

Pero ¿y si hubiera alguna forma de controlar el flujo de aire? Pues claro que la hay, se llama aerodinámica y los equipos de Fórmula 1 son expertos en el tema, por eso la división de Ingeniería Avanzada de Williams decidió tomar cartas en el asunto y buscar la forma de evitar las pérdidas innecesarias de aire.

piloto williams en el super (1)

Fue así como se unieron a la empresa Aerofoil Energy Ltd y diseñaron un pequeño “paquete aerodinámico” que se adapta a los estantes de los refrigeradores en los supermercados redirigiendo el camino que debe de seguir el aire frío, al mismo tiempo que reduce la cantidad de aire caliente que se filtra hacia adentro. Este innovador perfil aerodinámico no solo impide que el frío “se salga” del refrigerador, también ayuda a que el aire fluya de manera uniforme evitando las variaciones de temperatura, es decir, esas zonas a lo largo de las repisas donde las cosas no enfrían lo suficiente o que por el contrario se enfrían demasiado congelando los alimentos.

¿Cómo funcionan? pues muy parecido a los alerones de los coches de Fórmula 1, gracias a los cuales consiguen el downforce necesario para tener agarre en las curvas. Cuando el elemento se coloca en una corriente de aire, el aire que pasa por encima de un perfil aerodinámico se acelera, haciendo que la presión del aire disminuya, mientras que cuando el aire pasa por debajo la velocidad se reduce y la presión se incrementa. Al colocar los perfiles se crea una barrera de alta y baja presión entre el aire dentro del refrigerador y el del exterior, esto reduce la cantidad de aire caliente que entra por lo tanto si reduce el consumo de energía. El segundo propósito del perfil es revertir el desperdicio de aire frío, las cortinas de aire consisten en aire frío que es más denso que el aire caliente que se encuentra fuera del refrigerador, por lo que la cortina tiende a irse hacia afuera y eso provoca que los pasillos se enfríen. Sin embargo cuando el aire pasa por los perfiles el efecto se revierte ya que la dirección del aire de la cortina se “endereza”, reduciendo el aire que se escapa.

refris 3

Implementar estos perfiles aerodinámicos no implica que los comercios deban cambiar sus refrigeradores, por el contrario son retro ajustables lo que permite que se adapten a cualquier tipo de estantería, simplemente se instalan en la parte frontal de cada repisa y voilà está listo para empezar a ahorrar energía.  De hecho el costo de estos perfiles es un 80 o 90 % menor que la instalación de puertas de cristal y el gasto se amortizaría en menos de 10 meses.

Estos perfiles ya se están usando en varios supermercados de Reino Unido, entre ellos en las tiendas de Sainsbury’s, que representan la segunda cadena comercial de aquel país. Sainsbury’s opera 1,100 tiendas y usa el 1% de la energía total consumida en Reino Unido. Como parte de su plan de sustentabilidad, Sainsbury’s se ha comprometido a reducir sus emisiones de carbono  en un 30% para el año 2020 y esta tecnología puede jugar un papel clave para lograr el objetivo.

John Skelton, jefe de refrigeración en Sainsbury’s PLC dijo: “Estamos muy orgullosos de dar a nuestros refrigeradores un extra con esta fantástica tecnología aerodinámica. Los perfiles aerodinámicos ayudan al flujo de aire alrededor de los coches de F1 y así pueden maximizar su desempeño, y es exactamente como ayudan a los refrigeradores en nuestras tiendas, manteniendo el aire frío dentro. Esta innovación inspirada en la F1 ya ha comprobado que puede reducir el carbono producido por los grandes refrigeradores”.

Las pruebas realizadas, dentro y fuera de las empresas creadoras de esta pieza de tecnología, comprueban que con el uso de estos perfiles se reduce entre un 17 y un 23% el consumo de energía, lo que significa que los comercios ahorraran muchísimo dinero en el consumo anual.

piloto williams en el super (3)Aerofoil Energy Ltd y los ingenieros de Williams están trabajando en conjunto para perfeccionar el concepto de los perfiles aerodinámicos, aprovechando la experiencia en el diseño de elementos aerodinámicos que el equipo Williams ha adquirido durante años de participar de las carreras de Fórmula 1. La división de Ingeniería Avanzada de Williams está utilizando la dinámica de fluidos por computadora para modelar y simular nuevos diseños antes de ponerlos a prueba en la fábrica del equipo en Oxfordshire.

Por su parte Craig Wilson, Director General de Ingeniería Avanzada de Williams apuntó: “El mantra de  Williams Advanced Engineering es tomar lo mejor de la tecnología y experiencia de la F1 y trabajar con una amplia gama de industrias para ayudar a mejorar sus productos y servicios. Mucho de nuestro trabajo se enfoca en mejorar la eficiencia de la energía y la colaboración con Aerofoil Energy es un ejemplo perfecto de como las innovaciones de la F1 pueden tener un beneficio tangible para las personas ordinarias y su entorno. Esta tecnología tiene un potencial a nivel mundial y los ahorros de costos operativos y emisiones son extremadamente prometedores”.

Esta es otra prueba de que, como dicen por ahí, “la Fórmula 1 no son sólo carreras”, hay una cantidad de conocimientos increíbles y un gran desarrollo tecnológico que no limitan a los coches, también pueden ser útiles para resolver problemas cotidianos como evitar que nos congelemos cuando vamos al super.

Desde la Red…
Comentarios