Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

FFZERO1

Así como la producción en serie revolucionó la industria automotriz, un nuevo cambio de paradigma podría estarse gestando gracias a que el futuro como lo concebimos en las películas está llegando a nuestra era. El CES 2016 fue el escenario de un concepto tecnológico automotriz que ha llamado la atención no sólo de ambientalistas sino de la industria en general, pues se trata de un automóvil eléctrico diseñado de adentro hacia afuera. Es decir, de las necesidades y experiencias del conductor y pasajeros hacia el diseño e ingeniería de vanguardia en su exterior.

El FFZERO1 nació de un boceto futurista de auto de ensueño que cayo en las manos de Richard Kim, Director de Diseño de Faraday Future quien vio en ese pedazo de papel no solo un auto eléctrico de alto rendimiento ultramoderno, sino un proyecto realizable gracias a la tecnología que estaban desarrollando. Sus ideas de diseño junto a la experiencia en vehículos deportivos de alto rendimiento de Nick Sampson, Vicepresidente Senior de Investigación y Desarrollo de Ingeniería dieron como resultado la creación de una nueva plataforma conocida como VPA.

La VPA (o Plataforma de Arquitectura Variable) es un diseño único para autos eléctricos que combina estabilidad con amplia “modularidad”, algo así como la idea de los celulares con piezas intercambiables según las necesidades del usuario. Este innovador chasis, le da la posibilidad a los ingenieros de contar con un diseño dinámico y adaptable, capaz de ampliarse o contraerse según las necesidades del vehículo.

La base entre los ejes está llena de módulos con baterías, estas pueden removerse modificando el largo de la base, lo que permitiría construir sobre ésta, un coche offroad, de lujo, familiar o deportivo. Ofreciendo mejoras en el peso, eficiencia energética, lugar para pasajeros o espacio de carga. En pocas palabras, dimensiones y motores (de 1 a 4 para cada neumático) según las necesidades del cliente. Si buscas un auto familiar, quizá solo te interesa contar con un motor, dimensiones cortas para maniobrar en ciudad, pocas baterías para un consumo eficiente y tecnología adecuada a tus necesidades hogareñas. Pero, esta misma plataforma, podría agrandarse, sumar 4 motores y suspensiones diferentes para quedar como un deportivo con altas prestaciones, un buen diseño y lo mejor en tecnología intuitiva.

Esta VPA ofrece una amplia gama de posibilidades personalizables para crear el coche a la medida que funcionará siempre con la máxima eficiencia y con un impacto ambiental mínimo, pues no requiere de motores excesivos, salidas de escape según los requisitos legales de cada país o tanques de gasolina enormes para garantizar un consumo óptimo, por el contrario, todo partirá del gusto y necesidades del cliente basados en su forma de conducir y experiencias dentro del auto.

El Concept que dieron a conocer en el CES cuenta con las características de un deportivo eléctrico de alto desempeño. Cada aspecto se creo basados en las necesidades de un solo conductor. Por ello cuenta con un asiento central a 45 grados, inspirado en el diseño de gravedad cero de la NASA, que ofrece la sensación de ingravidez y reducción de fatiga para el usuario, quien tendrá una experiencia relajante en cada viaje.

El volante es un dispositivo móvil personal para cada conductor, que le permite configurar remotamente el vehículo según la potencia que desee o la visualización de datos que necesite en tiempo real. Cuenta con un tablero intuitivo por todo el interior capaz de responder con el sistema tradicional de botones, así como a gestos, “pellizcos” o trazos personalizables. En pocas palabras, serás un Tony Stark moviendo las manos al interior del vehículo para que todas tus órdenes se cumplan.

El exterior de la carrocería está basado en un diseño de 3 dimensiones (muy parecido a los modelos que vimos en la última película de Meteoro) con un túnel aerodinámico al centro que reduce la resistencia con el aire, dándole mayor eficacia, velocidades superiores y uso óptimo de las baterías, además de un mejor sistema de refrigeración del motor y obviamente recuperación de energía.

El precio seguramente estará a la altura de un vehículo de mil caballos de fuerza, capaz de llegar a los 100 kilómetros en menos de 3 segundos y alcanzar sin problema los 320 kilómetros por hora. Y por el momento será el sueño del 99% de la población en este planeta, sin embargo, sus creadores no lo llaman un auto concepto, sino el concepto de los futuros automóviles y quizá tengan razón, tal vez en el futuro puedas llegar a una distribuidora y en lugar de elegir entre los modelos disponibles, tener la posibilidad de crear tu auto desde cero, según tus gustos, necesidades y economía, con la misma facilidad con la que hoy haces tus sueños realidad cada vez que diseñas tu propio helado de Nutrisa.

Y tú, ¿qué le pondrías a tu auto soñado del futuro?

Desde la Red…
Comentarios