Hackaton Ford Facebook

Durante un hackatón de 24 horas realizado en Palo Alto, California, entre el equipo de la compañía de automóviles Ford y algunos programadores de Facebook, se desarrolló un sistema para la primera línea de un auto social. Estos esfuerzos se enfocaron en adaptar los servicios de las redes sociales para el control de voz y la actualización ‘segura’ de las noticias que el usuario recibe para que pueda mantener sus manos en el volante mientras revisa su estado.

Además de este tipo de aplicaciones —que se podrían calificar de frívolas—, podrás utilizar  la red social como un práctico GPS para conducirte hacia tus amigos y tendrá un sistema de streaming para reproducir la música de tus contactos. El objetivo es evitar que el conductor mire una pantalla o utilice un teclado para enviar comentarios a sus redes sociales o para escribir un correo electrónico. El trabajo de los hackers se vio recompensado al ver que su Facebook adaptado respondía bien a las órdenes del conductor desde el momento en que prendía el auto, así que pronto podría salir un nuevo modelo de la líneae ensamblaje de Ford.

Todas estas características vocales y de autosincronización parecen buenas, pero los estudios demuestran que aunque un conductor no tenga que mirar una pantalla o utilizar sus dedos para responder un correo, usa parte de su cerebro para articular una idea o un comentario, lo que disminuye la capacidad de respuesta ante algún imprevisto y podría causar un accidente. ¿Realmente necesitamos que las redes sociales entren al vehículo? ¿Es que la adicción a estar conectados podría llegar al grado de no poder estar ilocalizables unos minutos?

Enlaces Patrocinados
Comentarios