Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace unos días, la joven firma automotriz Rimac recibió una curiosa carta de uno de sus fans quien los sometía a un interesante reto en la búsqueda de mejorar una silla de ruedas eléctrica.

En pasadas ocasiones les hemos comentado sobre la empresa croata que había logrado el financiamiento necesario para llevar a producción su auto eléctrico, Concept One, que tenía la particularidad de contar con la sorprendente fuerza de 1000CV, todo sin perder autonomía. Pues ahora un fanático de la marca les propuso un interesante reto, el cual ellos gustosos decidieron aceptar.

El reto consistía en que si la empresa podía llevar una tecnología como las nuevas baterías eléctricas del súper deportivo a un vehículo más pequeño como una motocicleta o bicicleta, ¿por qué no pasarlo a una silla de ruedas?

Esto se debe a que Rolly Bungar, un apasionado del mundo automovilístico, padece de una severa atrofia muscular que le genera la imposibilidad de moverse en un 90 por ciento, por lo que la mayor parte de su vida se la vive sentado en una silla eléctrica, la cual le permite transportarse y realizar sus actividades cotidianas.

Al ver los progresos e innovaciones tecnológicas que realizaba Rimac, él decidió contactarlos para imponerles dicha pregunta y saber si era posible mejorar una silla de ruedas como la de él. Cuando Mate, fundador de Rimac y cabeza de la firma automotriz leyó la carta de Rolly, decidió aceptar y modificar su silla con el fin de otorgarle mayor potencia, rendimiento y autonomía.

Como resultado, el equipo de ingenieros de Rimac decidieron emplear el sistema de baterías de ion litio de su ultimo proyecto que consiste en el híbrido de la bicicleta-motocicleta llamado Greyp-12, un avanzado hardware gestor de baterías, una unidad de control e interfaz gráfica especialmente adaptada para silla de ruedas, todo esto para obtener una autonomía de 60km en lugar de los 10km, además de reducir 10kg de peso pasando de los 31kg a 21kg. Incluso, la vida de la batería en lugar de ser de un año ahora es de 10 años, en pocas palabras todo un éxito.

A veces es grato recordar el principal fin de los avances tecnológicos, pues más que diversión y prueba de exclusividad, también se puede sorprender e innovar mejorando la vida de personas que a veces necesitan una mayor autonomía que alcanzar los 100km/h en 2.8 segundos.

Referencia: Rimac Automobili

Desde la Red…
Comentarios