Lotus EspritUno de los autos de James Bond fue comprado nada más y nada menos que por Elon Musk, la mente maestra detrás de compañías como Tesla y SpaceX. El auto en cuestión es el Lotus Esprit submarino que aparece en The Spy Who Loved Me y aunque se veía muy bien, en realidad no podría navegar debajo del agua. Ya con la confirmación de CNN Money, es seguro decir que el CEO compró uno de los autos utilizados en las películas por 886,000 dólares y planea modificarlo para que funcione con el motor de un Tesla.

El vehículo es uno de los ocho modelos que se utilizaron en la película de 1977 y como está diseñado para ser completamente sumergible, lo único que tendría que hacer alguien con los recursos de Elon Musk es hacerle ciertas modificaciones para que pueda funcionar de verdad. Hace tiempo, se estableció que el auto valdría mínimo 990,000 dólares para aquel que lo quisiera comprar, pero Elon Musk parece haber llegado a un acuerdo con los vendedores involucrando los planes que podría tener para el auto.

Hace poco el Lotus Esprit submarino era de RM Auctions y después de restaurarlo a su estado original, fue subastado y comprado por Elon Musk. Según reportes de Daily Mail, hubo una batalla entre una “posible compradora mujer y alguien al teléfono”, así que la persona detrás de la línea era algún representante de Musk (o incluso el propio CEO).

Si alguien puede encontrar una manera de hacer que el Lotus Esprit pueda navegar por el mar, seguramente es Elon Musk y después de que ya ha publicado excéntricas e increíbles ideas como el Hyperloop, la verdad no resulta muy sorprendente que modificar un auto/submarino esté dentro de sus planes. Al respecto, Musk comentó para CNN Money que estaba decepcionado de saber que no se transformaba de verdad pero explicó sus planes. “Lo que haré es actualizarlo con un tren eléctrico de Tesla para que se transforme de verdad.” Lo verdaderamente interesante de este nuevo proyecto del CEO es pensar si planea utilizar esto como un avance para Tesla o como un proyecto personal y nada más.

Referencia: CNN Money

Enlaces Patrocinados
Comentarios