Con un proyecto muy interesante que involucra basura, Volvo busca aportar su granito de arena en la recolección y reciclaje de basura en las transitadas ciudades.

Volvo, junto con la empresa de reciclaje de residuos Renova y estudiantes de las universidades de Mälardalen y Chalmers, ubicadas en Suecia, y la Universidad de Penn en Estados Unidos, han desarrollado un interesante proyecto llamado ROAR, que tiene como finalidad, evolucionar la recolección de basura y su reciclaje al emplear nada menos que robots.

Sabemos que, al pensar en robots recolectores de basura, nos salta a la mente el simpático robotito Wall-E; debemos dejar en claro que todavía se encuentran muy lejos de esta meta ya que para comenzar no solo se emplea un robot recolector, sino otros elementos fundamentales como un dron y hasta el camión de basura.

Comenzando por el personaje principal, el robot llamado Roary, es un pequeño montacargas que está equipado con varias cámaras y sensores que le permitirán surcar los distintos terrenos de las calles, así como esquivar obstáculos. Roary será el que llevará a cabo la función de recolector; al detenerse el camión se desacoplará de su base y esperará indicaciones del segundo e igualmente importante compañero de trabajo, un dron.

Este dron, que se encontrará en el techo del camión, se elevará para mapear el terreno y ubicar todos los contenedores de esa sección y enviarle a Roary las distintas rutas para llegar a su cometido.

Una vez ya con el contenedor de basura Roary se lo llevará al último integrante de este flamante equipo, el camión, el cual  además de la Base de Roary equipara una cámara en la parte posterior donde detectará el contenedor, lo sujetara con unas pinzas y lo vaciará en su interior, para finalmente regresárselo a su compañero robótico.

Aunque suena increíble, por ahora todo esto es un proceso impresionantemente largo y tardado, pero bueno esto se debe a que son las primeras muestras del desarrollo.

Por lo pronto, los estudiantes involucrados, Renova y la gente de Volvo seguirán con este proyecto hasta alcanzar su meta de crear un recolector mucho más rápido, inteligente y capaz de sortear obstáculos y deducir la mejor ruta de recolección de manera autónoma.

Fuente: Volvo

Enlaces Patrocinados
Comentarios