Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Se imaginan que en un accidente automovilístico el principal testigo sea el automóvil? Pues esto será una realidad con la llegada del nuevo Mustang 2015.

En 2007 Ford, de la mano con Microsoft, lanzó una plataforma para el automóvil llamada Sync, la cual fungía como centro multimedia del coche con funciones como conectividad con el celular en cuestión de mensajes, música, mapas, llamadas, etcétera, pero una de sus funciones era sobre la asistencia que proporcionaba al conductor al sufrir un accidente.

Con el nombre de 911 Assist, esta función que se introdujo en 2008 exclusiva para Estados Unidos convirtiéndose en la primera aplicación automovilística que llamaba al 911 para pedir auxilio tras haber sufrido un accidente permitiendo ahorrar bastante tiempo en brindar ayuda a los afectados.

Ahora con la llegada del nuevo Ford Mustang 2015, la empresa del ovalo azul planea utilizar el pony car como coche estandarte equipándolo con las nuevas tecnologías ya sea en motorización, equipamiento y aplicaciones, incluidas el 911 Assist. Esta nueva y mejorada aplicación proporcionará a los despachadores no solo una línea directa con el afectado, sino que enviará las coordenadas GPS, la velocidad a la que iba el vehículo, cuantos cinturones estaban abrochados, si el impacto fue frontal, lateral o trasero y de ser así si se abrieron o no las bolsas de aire. Una vez enviados los datos a la central de emergencias el coche abre una línea para que los ocupantes del auto puedan hablar con el operador.

Así como Mustang recibirá esta actualización, se espera que Ford implemente esta tecnología en todos sus autos, donde ahora serán ellos los que nos delatarán si manejábamos imprudentemente, si andábamos a alta velocidad o no traíamos el cinturón puesto. Pero ¿en qué nos afecta a los que vivimos fuera de Estados Unidos? Bueno, toda esta información podría ser solicitada por el departamento de peritaje de cada país, en nuestro caso el de México y así poder evaluar mejor el siniestro para ver quien realmente fue el imprudente, avalado ya con hechos formales entregados por una empresa privada. Una solución interesante, ¿no?

Fuente: Media Ford

 

Desde la Red…
Comentarios