Tesla

Éste es el Tesla Model S P85D que Victor González compró en 2014.

Victor González compró un Tesla Model S P85D, en 2014, cuando la automotriz ni siquiera tenía presencia en México. Lo adquirió en Estados Unidos por alrededor de 120 mil dólares.

Luego de la compra, realizó los trámites necesarios para que su vehículo eléctrico circulara en la Ciudad de México. Eventualmente lo consiguió y se convirtió en uno de los poquísimos capitalinos —si no es que mexicanos— en conducir un Tesla en el país.

Seis meses después, el auto comenzó a fallar.

“Se descompuso y me costó trabajo repararlo porque Tesla todavía no iniciaba operaciones en México. Falló algo en la suspensión, creí que era la transmisión porque no podía acelerarlo, pero resultó que han habido otros reportes de que esa generación de ese modelo en particular presentan una falla precisamente en la suspensión”, explicó Victor en entrevista.

La firma de autos eléctricos llegó al país a finales del año pasado y fue hasta entonces cuando pudieron reparar su vehículo, lo que tomó dos meses más.

“En ese tiempo compré otro automóvil y decidí vender el Tesla”, recordó.

Al salir de la agencia, un coche se devalúa entre 15% y 20%, de acuerdo con datos de la plataforma de compra y venta de autos, Carmudi, y con el Libro Azul.

En México, en el segmento de vehículos de lujo, el Mercedes Benz Clase SLS es el más devaluado con 20% de depreciación; en Estados Unidos es el eléctrico Nissan Leaf con 48% en sólo un año, según Carlypso.com.

González encontró que en apenas 18 meses su Model S P85D pasó de los 120 mil dólares que costó originalmente a los 70 mil con Tesla, equivalentes al 42% de depreciación, y a 55 mil en otras plataformas en línea como Ebay, que se traduce en 55%.

“Tesla te lo compra sólo para cambiarlo por uno nuevo, solicité la cotización hace seis meses y, a un año y medio de haberlo comprado, me ofrecieron 70 mil dólares más el gasto de enviarlo a Estados Unidos para hacer la transacción porque no lo puedo vender en México”, detalló.

Captura de pantalla 2016-08-25 a las 7.41.36

El anuncio de Victor en Ebay.

González reconoce que no hay nada que reclamarle a Tesla porque ellos no ofrecen ninguna garantía al comprarlo ni precio mínimo de reventa, de modo que optó por Ebay para tratar de revenderlo.

Hay diversas razones que explican la devaluación, entre ellas la batería, cuya duración es 10 años. Al ser Tesla Motors una compañía relativamente joven no se tiene la certeza de que existan repuestos para entonces. Además, el modelo de desarrollo de estos autos es más parecido al de dispositivos tecnológicos, que en muy poco tiempo ofrece mejoras importantes y dejan rezagadas las versiones anteriores.

“Mi coche es de tracción trasera, el mismo automóvil pero más reciente tiene tracción en las cuatro llantas. Van mejorando mucho con cada edición, los modelos viejos quedan totalmente rebasados. Es lo que está sucediendo con este automóvil, sacan versiones más recientes al mismo precio, como un iPhone o una laptop”, indicó el propietario del Model S P85D.

El Model S es fabricado desde 2012 en la planta de Palo Alto, California. Se estima que Tesla Motors produce 238 de estos vehículos a la semana, y a inicios de este año anunció la venta de más de 50 mil Model S al término de 2015.

El fundador de Tesla Motors Elon Musk desea cambiar el mundo, ¿pero cómo concretar planes tan ambiciosos, como una revolución energética, cuando hay asuntos elementales sin resolver? Los accidentes, la periodicidad de sus actualizaciones, la sobreventa del Model 3 e incluso la satisfacción  de sus clientes también son pendientes de Musk.

Enlaces Patrocinados
Comentarios