Así reaccionan las personas en un Tesla en modo “demente” Tesla Motors introdujo el año pasado una variante de su Model S. Esta versión, conocida como P85D, tiene dos motores diseñados para mejorar el desempeño del auto en ciertas condiciones climáticas, pero también habilitan al vehículo para alcanzar los 100 km/h en 3.2 segundos. Así luce la gente que no sabe de esto y experimenta dicha aceleración.

El Model S P85D es la versión “performance” del vehículo con el que Tesla pretende colocarse a la par de marcas de automóviles de alto desempeño en la pista, por ello puede desarrollar hasta 691 caballos de fuerza gracias a sus dos motores e incluye una suspensión especial. Su velocidad máxima es de 250 km/h.

Para poner a prueba esto, en el canal DragTimes de YouTube se publicó una serie de pruebas de arranque a este vehículo eléctrico, el cual no emite sonidos en su motor y por lo tanto en cuanto se inicia el desplazamiento la sorpresa de las personas es aún mayor, sin contar que son llevados a una velocidad alta en menos de lo que tomaría decir un par de veces “bájenme de aquí”.

Todos los que probaron el auto tuvieron una reacción de sorpresa, sobre todo cuando se les advierte antes del arranque sobre el modo “insane” (demente) que se puede activar en este auto. Esto está disponible en la pantalla del Tesla S como un switch que permite elegir entre el modo de aceleración “Sport” e “Insane”.

Incluir el nombre “demente” es algo que pocos fabricantes harían en sus autos por cualquier razón imaginable, pero “guardar las apariencias” es algo que parece no importarle a Tesla y a Elon Musk, CEO de la empresa que recientemente apareció en The Simpsons.

Referencia: DragTimes

Enlaces Patrocinados
Comentarios