Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Edward Snowden, exfuncionario de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), se pronunció sobre el supuesto espionaje ordenado por el gobierno federal de México en contra de periodistas, activistas y defensores de Derechos Humanos. El experto en seguridad compartió la publicación de The New York Times en la que se acusa al gobierno por haber cometido un crimen contra el público.

Snowden se encuentra actualmente exiliado en Rusia después de haber filtrado, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de la NSA, incluyendo programas de vigilancia masiva a la población.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha clasificado la participación de Snowden como un asunto criminal. Sin embargo, Snowden goza de credibilidad en términos de seguridad e información, por lo que su reacción ante el incidente #GobiernoEspía llamó la atención de miles de usuarios.

Varios gobiernos fueron espiados por la NSA, incluido México

A través de su cuenta oficial en Twitter, Snowden comentó que no importaba si era una sorpresa o hubo advertencia, sino que lo realmente importante es el hecho de que el gobierno mexicano está cometiendo un grave crimen.

Para contextualizar, cabe destacar que The New York Times aseguró que el espionaje se llevó a cabo por parte del gobierno mexicano entre los años 2015 y 2016 a través de un programa llamado Pegasus, el cual fue instalado en smartphones y dispositivos de figuras de la prensa y defensores de Derechos Humanos.

Con el software implementado, es posible acceder a datos de contactos, mensajes, correos, redes sociales, etc. Incluso tiene la capacidad de apoderarse de las cámaras y micrófonos de los dispositivos para poder espiar cada palabra emitida por los propietarios.

Ésta es la carcasa antihackeo que creó Snowden

Entre los afectados destacaron Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola, Rafael Cabrera, Sebastián Barragán, Mario Patrón y Juan Pardinas.

Desde la Red…
Comentarios