Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Este 8 de junio pasado, Amazon decidió abandonar los planes de almacenamiento ilimitado que tenía para Amazon Drive. La empresa podrá tener muchas razones para ello, pero no han explicado nada. Sin embargo, bien pudiese ser que el usuario Beaston02 sea una de las razones. Este personaje subió a Amazon Drive un petabyte (1000 terabytes) de contenidos, la mayoría pornográficos.

Un petabyte es una cantidad enorme de información. Para poder tenerla en casa tendríamos que comprar unos 1000 discos de un terabyte cada uno, lo cual nos hace ver el tamaño de bytes que representan todos estos discos duros. Actualmente hay discos con capacidad de 2 TB, lo que significa que habría que adquirir unos 500 de ellos, que a un costo de unos 70 dólares, equivaldría a unos 35 mil dólares.

5 aplicaciones de almacenamieto gratuito en la nube que seguro no conocías

Vamos, que si el usuario en cuestión hubiese querido tener toda esa información que subió a Amazon Drive en su computadora, requeriría de al menos unos 500 discos duros de 2 TB cada uno. Llama la atención cómo es que dicho usuario pudo haber tenido toda esa información.

Pero veamos lo que dice el propio usuario Beaston02 en Reddit:

“Sólo he cifrado mis archivos personales. La gran mayoría son grabaciones de diferentes sitios web. Decidí probar el almacenamiento ilimitado que ofrecía Amazon y ver si, efectivamente, no tenía límites. Supuse que la manera más sencilla de hacer esto era subir un enorme número de archivos de porno.

Tengo acceso a varios servidores, algunos personales y otros de amigos, que suman alrededor de 2.5 Gbps. Los he usado para hacer las capturas y subirlas a Amazon mediante rclone. Muchos de los archivos están también en Google Drive, pero hace tiempo que dejé de duplicar las copias porque no me importa perderlos. Ha sido tiempo que he pasado aprendiendo”.

Pues bien, hoy ya no es posible guardar en Amazon Drive esa cantidad de información. La compañía ofrece 100 GBytes por unos 12 dólares al año (un dólar al mes, que parece muy, pero muy razonable), o bien un terabyte por 60 dólares al año, es decir, unos 5 dólares por mes, lo cual no parece exagerado ni costoso. Amazon ahora cobra cada terabyte en 60 dólares y el límite son 30 terabytes en todo caso.

Es importante señalar que hoy en día hay muchos servicios de la nube que son gratuitos, pero paradójicamente, esta gratuidad tiene su precio: si los archivos se dañan, desaparecen, se corrompen, dentro de la nube en donde se almacenaron, las empresas no se hacen responsables de nada.

¿Necesitas espacio? 5 opciones para subirte a la nube

Vamos, que solamente responderán al cliente cuando éste haya pagado por los bytes que quiere guardar en alguna nube. Y es poco probable que los servicios gratuitos se corrompan o bien, sería una cuestión de muy mala suerte, pero pudiese pasar.

La enseñanza es elemental: si quiere guardar información importante en la nube (que puede estar cifrada para mayor seguridad), no se olvide de pagar por este servicio por si acaso ocurre algún problema. En estos servicios los que los proveen hacen respaldos continuamente para evitar potenciales pérdidas de información.

Referencias: Reddit 

Desde la Red…
Comentarios