Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El día de ayer el Senado de la República aprobó, con 84 votos a favor y una abstención, el dictamen que propone reformar las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal y General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para regular la clasificación de los videojuegos en nuestro país.

Con ello se modifica la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, esto con el fin de que la Secretaría de Gobernación (Segob) pueda vigilar que el contenido de los videojuegos se mantenga dentro de los límites de respeto a la vida privada, a la paz y a la moral pública, a la dignidad personal y al interés superior de la niñez y no ataque los derechos de terceros.

También se modifica la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para que la Secretaría de Gobernación pida lineamientos que establezcan los criterios de clasificación de los videojuegos, con el fin de vigilar el contenido de los mismos como una medida que contribuya a proteger el interés superior de la niñez.

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, los estudios que se realizaron al respecto señalan que el hecho de jugar menudo a videojuegos incrementa a largo plazo comportamientos agresivos, independientemente del sexo, la edad, el grado de agresividad de los individuos y la intervención de los padres.

De esta forma, México tendría su propia clasificación para videojuegos, a pesar de que en Estados Unidos ya existe una implementada por ESRB (Entertainment Software Rating Board), pero en el caso de nuestro país, ésta sería totalmente en Español y podría parecerse a la que actualmente existe para películas (AA, A+7, B+12, B+16, C y D) siendo las dos últimas para mayores de 18 años, lo que haría que la venta de los juegos con estas letras (C y D) quede estrictamente prohibida sin la presentación de la identificación que acredite la mayoría de edad.

Las consecuencias que esto podría traer serían varías. Las más visibles serían, en primer lugar, un aumento en el precio de los videojuegos, y en segundo lugar, un retraso en la llegada de los juegos a las tiendas por el proceso previo de aprobación para su clasificación en México y un posible reetiquetado de las portadas delos mismos.

En dado caso de que al final se apruebe esta nueva clasificación, también será interesante ver de qué manera se implementa en las tiendas digitales de las diferentes consolas, como la de Microsoft para Xbox, la PlayStation Store y la eShop de Nintendo.

Por ahora sólo nos resta esperar para ver si realmente se implementará dicha clasificación (falta la aprobación de la Cámara de Diputados), la cual también propone sanciones para los establecimientos que no sigan los lineamientos, las cuales consisten en multas económicas y en clausura de tiendas.

Referencia: Senado de la República

Desde la Red…
Comentarios