Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace algunos días se destapaba la noticia de que Microsoft dejaría de dar soporte definitivamente a Windows Vista, un sistema operativo que estuvo destinado a morir desde el primer día que se hizo público, incluso luego de un gran número de actualizaciones que recibió a lo largo de su vida.

La historia para Microsoft parece no terminar ahí. La compañía también ha decidido dejar de dar soporte a otras dos versiones de sus sistemas operativos, Windows 7 y Windows 8.1. La salida de Windows 10 ha dado pie en la compañía a que se enfoquen en el desarrollo casi exclusivo de actualizaciones y nuevas funciones para su más reciente sistema.

Si bien el cese de actualizaciones para Windows 7 y 8.1 no será tan drástico como el de Windows Vista, la empresa de Redmond ha decidido dejar de dar soporte a los sistemas antes mencionados cuando los procesadores en donde corren sean de última generación, es decir la séptima de Intel y la nueva y poderosa familia Ryzen de AMD.

Windows Vista está oficialmente muerto

Por otro lado, aún no es muy claro si en las generaciones anteriores pero recientes (como la sexta generación de Intel) también dejarán de dar soporte ya que se ha reportado que las actualizaciones solamente estarían destinadas a ciertos modelos de procesadores.

Dejar de recibir actualizaciones en todo caso conlleva un riesgo. Este tipo de medidas seguramente las ha tomado Microsoft para forzar a que más gente migre a la nueva versión de Windows y puedan enfocarse en un solo sistema operativo estable sin la necesidad de tener que arrastrar problemas de otras versiones que no han sido para nada bien recibidas. En cualquier caso, lo más recomendable es pasarse Windows 10 tan pronto como sea posible.

Referencia: SlashGear, ArsTechnica

Desde la Red…
Comentarios