Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde que el hombre comenzó la carrera espacial en el año de 1957, han existido una infinidad de proyectos dirigidos por la NASA para explorar el misterioso universo en el que coexisten millones de estrellas y galaxias.

Por otro lado, el cine es uno de los medios a través del cual se han plasmado cientos de historias que tienen que ver con el espacio. Pero varias de las películas que más gustan a la gente es cuando cuando se narra una historia donde se mezclan el  miedo, el terror y el extenso y solitario universo.

¿A quién no le aterró en su momento la película de Alien? El simple hecho de estar varados en un lugar del que nadie puede salvarnos y nadie puede oírnos, pero donde además hay un extraterrestre queriendo terminar con nuestra vida. Eso para muchos fue realmente espeluznante.

Estamos a unos meses de presenciar el estreno de la película Life, un thriller de ciencia ficción donde la tripulación espacial norteamericana acaba de recoger muestras en Marte para dictaminar si hay presencia de vida extraterrestre en ellas. Misteriosamente encuentran una peligrosa célula que puede poner en peligro la vida de la tripulación y de toda la humanidad si es que alcanza a llegar a la Tierra.

Ahora pensemos que esa peligrosa bacteria no viene de Marte, sino de la misma Tierra, pues al igual que una película de terror, SpaceX, propiedad de Elon Musk lanzará al espacio una súperbacteria letal que es capaz de resistir el ataque de los antibióticos, ¿por qué?, porque la NASA lo pide.

La MRSA (Staphylococcus aureus) es la súperbacteria que mata más norteamericanos que el VIH/SIDA al año, incluso provoca más muertes que la enfermedad de Parkinson, el enfisema y el homicidio juntos.

La razón por la que el cohete de SpaceX llevará esta peligrosa carga es porque en el espacio se encuentra un grupo de científicos y astronautas dedicados al estudio de la mutación de las bacterias afectadas por la microgravedad.

Los laboratorios de investigación se encuentran dentro de la Estación Espacial Internacional (ISS), y llevan años investigando cómo afecta la microgravedad a la mutación de los organismos, donde han descubierto que en el espacio las células mutan con mayor velocidad, cosa que permitirá adelantarse a los cambios sufridos por las bacterias más peligrosas del planeta y así poder salvar miles de vidas humanas cada año.

SpaceX llevará un cargamento para re abastecer provisiones a la Estación Espacial Internacional, y llevará varias cepas de MRSA, para ser estudiadas durante los próximos meses.

Si todo sale conforme lo planeado, entonces en un par de años podremos tener más medicamentos capaces de acabar con las bacterias más mortales del planeta, incluso podríamos hablar que en un par de años la cura del VIH/Sida pueda ser descubierta fuera del planeta Tierra.

Referencias: Sciencealert, Digital Trends

Desde la Red…
Comentarios