Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sabemos que Apple se caracteriza por una incesante obsesión y un perfeccionismo latente al hacer las cosas. Nos guste o no. En esta ocasión, la compañía peleará a toda costa contra la ley del Derecho de Reparación propuesta por el estado de Nebraska, la cual pretende que los usuarios puedan acudir a cualquier centro de arreglo a sus dispositivos móviles, en caso de alguna falla técnica.

No sólo Nebraska quiere hacer realidad dicha ley, pues también Minnesota, Kansas, Massachusets, Nueva York y Michigan quieren formar parte de tal decisión. La única excepción es que Nebraska hasta el momento ha sido el único estado en convocar a toda una audiencia para el Derecho a la Reparación.

Para este caso, hay informes que señalan que Apple enviará a un representante para que indague en sus argumentos y los presente al público. La discusión se llevará a cabo el 9 de marzo en Lincoln, Nebraska. Uno de los argumentos principales sostiene que el hecho de que los usuarios lleven a sus dispositivos a reparar en cualquier otro lugar, podría ocasionar que las baterías se incendien. La compañía AT&T también declarará en contra de la ley.

Apple suspende la venta de sus monitores 5K por problemas de hardware

Quizá Apple tenga un poco de razón; por poner un ejemplo: sus smartphones están especialmente diseñados para que nunca sean abiertos, su batería no es extraíble y difícilmente podríamos cambiar una pantalla, por lo que cualquier persona dejaría cabos sueltos, u originaría algún otro tipo de problema sin que nos demos cuenta.

Si la ley llegara a aprobarse, Apple, junto con otras empresas dominantes en el sector tecnológico, estarían obligadas a proporcionar sus piezas a todo aquel usuario o tienda que las requiere, al igual que los manuales correspondientes de información.

Por supuesto, como todo negocio, los intereses económicos de Apple también están de por medio, pues como nos hemos podido dar cuenta, las empresas hacen todo lo posible por poner múltiples obstáculos con el fin de que los consumidores no puedan reparar sus dispositivos tan sencillamente, y, por consecuente, tengan que acudir a una tienda oficial.

El nuevo campus de Apple representa el perfeccionismo de la compañía

De esta forma, Apple tendrá que brindar sus piezas por separado a las tiendas que las necesiten y a los usuarios que estén dispuestos a ensuciarse las manos. Aunque claro, las garantías también entran de por medio, y quizá en cualquier centro no tengamos la certeza de que nos reembolsen, o de que vuelvan a repara en caso de algún perjurio.

¿Te parece que debería entrar en vigor la ley que promueve el Derecho a la Reparación?

Referencia: Digital Trends

Desde la Red…
Comentarios