Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En el mundo existe una gran parte de trabajos que actualmente se realizan por medio de robots o con la ayuda de ellos. Estos complejos artefactos metálicos son los responsables de una gran cantidad de productos con los cuales convivimos y que consumimos a diario. Pero surge la pregunta del millón, ¿estamos preparados para esta revolución realmente?

Uno de los sectores más evolucionados en este aspectos es, sin duda, el automotriz. Diversas marcas están lanzando proyectos con autos inteligentes para poder “deshacerse” de los conductores humanos; finalmente, un coche autónomo recibe órdenes y no implica agotamiento o sentimientos por horas extras de trabajo.

Hace algunos años se comenzó a utilizar la palabra en inglés augmentation en el mundo de la robótica, que en español no significa otra cosa más que aumento o incremento. Lo interesante de la utilización de este término en esta rama es que está íntimamente relacionado con el mejoramiento del ser humano, es decir, por medio de robots o trajes robóticos ayudar al ser humano a ser más fuerte, más rápido o más inteligente.

En el documental Eyeborg (que se encuentra en YouTube) podemos dar una mirada a los avances en toda clase de prótesis tanto para extremidades como para órganos blandos como el ojo humano. Este documental está basado en el juego de video Deus Ex el cual plantea la historia de un personaje con múltiples mejoras por medio de prótesis en su cuerpo.

La parte más importante de este tipo de tecnología es que cada vez se acerca el día en el que podamos controlar prótesis (de forma mucho más natural) con los impulsos eléctricos de nuestra mente. Si bien ya existen algunos elementos que podemos controlar con nuestro cerebro como por ejemplo brazos artificiales o prótesis de piernas, hay muchas otra que no han sido explotadas como se debería.

Por otro lado, actualmente ya existen organizaciones como Hyundai o el ejército norteamericano que continuamente están investigando y fabricando exoesqueletos robóticos para gente que ha quedado parapléjica o que ha perdido algunas de sus extremidades. Este tipo de avances no solo se pueden aplicar a gente con alguna discapacidad, también posible utilizarlos en misiones o trabajos donde se necesite de una fuerza más allá de la del ser humano.

En el caso de Berkley Robotics, han creado un exoesqueleto con el cual los soldados o unidades de rescate pueden cargar grandes cantidades de peso sin la necesidad de que una máquina los ayude.

Uno de los mayores miedos del ser humano como especie es la posibilidad de ser inútiles para el ciclo vital. Este tipo de mejoras y de aumentos a nuestras capacidades puede incrementar nuestra calidad de vida significativamente si se utiliza conscientemente.

Desde un punto de vista humano, creo que todavía estamos lejanos de ser “dominados” por los robots, no obstante, los avances que se dan año con año ayudan a mejorar el paso por la tierra del ser humano.

Referencia: DigitalTrends

Desde la Red…
Comentarios