Las campañas electorales para elegir al próximo presidente de Estados Unidos han estado vulnerables en cuanto a hackeos. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump son susceptibles a ser víctimas, pero no sólo ellos, sino también funcionarios del mismo partido, e incluso el propio proceso electoral corre cierto riesgo, de acuerdo con algunos expertos.

Desde hace unos meses se han mencionado diversos hackeos, pero los casos más sonados han sido hacia Clinton, la candidata demócrata, y a su partido. Los robos de identidad, fraudes y violaciones a la privacidad se han vuelto una práctica común dentro de Internet, ya que la información es una herramienta de suma importancia para cualquier persona.

En los últimos reportes, en Estados Unidos, algunos de los miembros del partido demócrata, entre ellos funcionarios electos, sospecharon ser víctimas de una ciberataque, por lo que pidieron la intervención del Buró Federal de Investigaciones, es decir, el FBI.

Los ataques han ocurrido durante el último mes. Los investigadores consideran que al igual que los hackers que atacaron los servidores de organizaciones del partido demócrata, esta vez también se relacionan con el gobierno de Rusia.

De acuerdo con Reuters, se pidió a algunas de las víctimas que entregaran sus teléfonos al FBI para que pudieran revisar su contenido, y algunos funcionarios estadounidenses creen que los ataques están respaldados por el gobierno ruso y posiblemente sean para interrumpir las próximas elecciones.

Rusia negó dichas acusaciones, pero de acuerdo con el Comité de Campaña Demócrata del Congreso (DCCC), nadie en la organización había sido contactado por las autoridades sobre un posible espionaje telefónico.

No está claro cuántas personas fueron víctimas o si se incluía a miembros del Congreso, y si es el caso, podría plantear problemas de seguridad adicionales para los funcionarios de Estados Unidos.

El éxito en hackear estos dispositivos da acceso a una variedad de datos como: teléfonos celulares específicos, datos de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, fotografías y listas de contactos.

Clinton dijo durante el reciente debate presidencial del lunes que no había “ninguna duda” de que Rusia es el responsable de los anteriores hackeos contra todo tipo de organizaciones del país, a lo que Trump respondió que no había ninguna prueba definitiva de que fuera este país el autor en contra de las organizaciones democráticas.

Referencias: Reuters