persecucion

Las calles pueden ser un verdadero peligro y más cuando hay criminales locos en ellas.

Esto fue lo que tuvo que vivir un oficial de la policía de Lituania en donde se tuvo que enfrentar con una situación muy inusual que seguramente pensábamos que veríamos únicamente en las películas o en los juegos de video.

En una persecución de alta velocidad, un oficial estaba persiguiendo a lo que parecía ser una camioneta Volvo común y corriente. Todo cambió cuando la camioneta activó una pantalla de humo como mecanismo de defensa para evadir a la policía. Y no solo eso, junto con el humo la camioneta lanzó picos para dañar las llantas de la patrulla.

Afortunadamente estos picos no fueron muy precisos y no lograron ponchar las llantas por lo que los prófugos de la justicia fueron atrapados, pero da mucho miedo pensar que si existen pilotos en las calles que podrían activar estas armas en tu contra.