ceres000

Una de las sondas de la NASA, la que está en el planeta enano Ceres, que se encuentra entre Marte y Júpiter, el cinturón de asteroides, ha llegado a la marca de un año orbitando dicho astro. He aquí algunos de los logros de esa misión:

La nave se lanzó el 27 de septiembre del 2007 y la misión de Dawn era caracterizar al asteroide Vesta y luego al planeta enano Ceres. Esto en principio podría dar más pistas sobre la naturaleza del sistema solar y cómo es que fue creado. La nave usa tres motores idénticos de zenón para la propulsión y tiene dos paneles gemelos de celdas solares que miden unos 19.7 metros de longitud.

Para poder mantener funcionando a Dawn, muchas veces no se usaron sus motores, sino que en un viaje de 4.9 mil millones de kms., se ayudaron de la gravedad de Júpiter para llegar a Vesta y luego a Ceres, culminando la meta final. El equipo de la sonda Dawn trabaja 24 horas-7 días a la semana, y se encuentran el el octavo puso del JPL, edificio 264, en Pasadena, California.

En este largo viaje se perdieron dos de las cuatro ruedas de reacción de la nave, pero el equipo improvisó una solución para ahorrar combustible. Los operadores de la misión pudieron navegar por el espacio abierto hasta que lograron ser atrapados por la gravitación de Ceres. Esto, sin duda, no es un logro menor. Sin esta maniobra compleja, probablemente la misión se hubiese cancelado y la nave estaría vagando por el Universo sin ninguna esperanza de mandar información relevante a la Tierra.

Dawn tuvo uno de sus mejores momentos cuando empezaron a surgir las fotografías de esos cráteres con los puntos brillantes, los cuales ya se habían bosquejado desde el telescopio espacial Hubble, pero que las cámaras de Dawn confirmaron. Esto, desde luego, dio lugar a teorías conspiratorias, a bases alienígenas, a un sinfín de especulación

E 6 de marzo del 2015, casi siete y medio años del lanzamiento de Dawn, finalmente la sonda llegó a orbitar Ceres. Sin embargo, llegó a una órbita muy excéntrica, la cual tuvo que ajustarse, asunto que tomó cinco y media semanas de maniobras. Dawn entonces se situó a unos 13,500 kms. sobre la superficie del planeta enano.

Cuando finalmente se llegó a la órbita esperada, la sonda empezó a transmitir datos permitiendo a la NASA compilar los primeros detalles de la superficie de Ceres. Hubo cierto asombro porque se encontró historia de actividad geológica, asunto que tomó a más de un investigador por sorpresa.

ceres001

En un principio, los investigadores estimaron que el 25% de la masa del planetoide fue comprimida como hielo (agua congelada). Más allá, la formación de los cráteres de Ceres, en términos de profundidad y diámetro, comparten muchas características similares a los satélites de Saturno, Dione y Tethys.

Los puntos brillantes en Ceres fue un tema importante. Los localizados en el cráter Occator son los más brillantes y las teorías sobre su naturaleza van desde la presencia de cryovolcanes hasta depósitos de sal que son reflejados. Un estudio posterior ha identificado el material brillante como sulfato de magnesio, llamado hexahidrita.

Por otra parte, otros estudios muestran zonas de amoniaco en las regiones del espectro visible y del infrarrojo. La detección sugiere que Ceres se originó fuera del cinturón d asteroides y que probablemente el material presente llegó a Ceres a través de choques de los asteroides con su superficie.

Hoy la nave Dawn está en su última órbita, a unos 380 kms. de la superficie de Ceres. Esto ha permitido identificar zonas montañosas en Ceres. Una montaña llamada Ahuna Mons, no tiene explicación geológica sobre su existencia por el momento, pero desde luego, se espera que con más información se puedas plantear un modelo al respecto.

Referencias:

NASA 
GizMag