Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un hombre de 36 años de edad, Ryan Collins, de Pennsylvania, ha sido acusado de delito grave de piratería informática relacionado con el incidente Celebgate en 2014, en el que fotos de artistas en las que salían desnudas, fueron robadas y filtradas en Internet.

Durante el transcurso de dos años, Collins estuvo llevando a cabo estafas de phishing para obtener los nombres de usuario y contraseñas de más de 50 cuentas de iCloud y 72 de Gmail.

Al parecer, él escribía correos electrónicos haciéndose pasar por Google y Apple a sus víctimas, la mayoría celebridades femeninas, como Jennifer Lawrence (quien después habló del tema), Kate Upton y Ariana Grande, para que les compartieran sus detalles de ingresos a sus cuentas.

Una vez que conseguía engañar a los dueños para que le dieran sus datos, Collins revisaba la información online de las víctimas. El Departamento de Justicia de Estados Unidos, dijo que el hombre admitió haber accedido a más de 100 cuentas ajenas a él entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014.

Aunque los cargos pueden suponer una condena de hasta cinco años de prisión, los fiscales recomendaron que cumpla una sentencia de 18 meses tras el acuerdo legal que alcanzaron las partes.

Tras el pirateo de 2014, Apple se deslindó de ser responsable por el robo de fotografías a artistas, por lo que sugirió a los usuarios de sus servicios crear contraseñas más sofisticadas con el fin de evitar que personas ajenas accedan a sus cuentas. Aún así, dijo que reforzaría las medidas de seguridad para proteger los servicios de iCloud, iTunes e iMessage para evitar que los hackers utilicen información robada.

Este acontecimiento fue nombrado como uno de los 7 fracasos de tecnología en 2014, en donde también aparecieron el Amazon Fire Phone y el Bendgate del iPhone,

Referencias: TMZ, Washington Post, BBC

Desde la Red…
Comentarios