Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La competencia entre las empresas automovilísticas para demostrar quién desarrolla o posee el mejor vehículo eléctrico inteligente sigue en pleno apogeo; y es que empresas como Volvo, Nissan o Tesla vienen marcando la pauta al colocarse como los principales exponentes de estas tecnologías, pero al parecer un competidor que hasta ahora no mostraba señales de vida se ha comenzado a movilizar de una manera muy interesante.

Resulta que el gigante automotriz, General Motors, ha comenzado a pisar el acelerador en esta reñida competencia tecnológica, pero de una manera un tanto diferente, al adquirir a una pequeña pero muy interesante empresa californiana especializada en conducción autónoma llamada Cruise, por la cuantiosa cantidad de mil millones de dólares.

Pero ¿qué vuelve tan especial a esta empresa? Resulta que esta start-up norteamericana que vio la luz en 2013 inició su aventura presentando una tecnología de conducción autónoma, la cual a diferencia de otras, podía ser equipada en automóviles normales por un costo de 10 mil dólares. Sí, elevado, aunque no tanto si se quiere comprar un modelo nuevo equipado con esta tecnología.

Según explica GM, esto es un claro ejemplo de que la empresa comenzará a expandirse de una manera agresiva enfocando sus esfuerzos no solo a la conducción, sino también a la movilidad obteniendo una mejor experiencia y mayor seguridad para sus clientes.

Claramente, el gigante de Detroit ha comenzado a mover sus piezas ya que con la enorme presión de sus contrapartes tecnológicas como Google, Tesla y Apple o bien su vecino y rival Ford, GM claramente esta presentando una nueva cara mucho más agresiva para no perder en esta carrera, donde seguramente veremos frutos de esta adquisición, en sus próximos modelos y prototipos de gama más alta en los siguientes años.

Cabe recordar que hace unos meses la gente de GM también hizo un movimiento estratégico muy importante al invertir la jugosa cantidad de 500 millones de dólares en la empresa Lyft, quienes justamente son competencia de UBER, transformándose en su proveedor oficial de vehículos. ¿Tal ves, en un futuro próximo Lyft ofrezca una versión de su servicio con vehículos GM autónomos?

Fuente: TNW Cruise

Desde la Red…
Comentarios