lee-sedol-go

El campeón mundial Lee Sedol tuvo que conceder que la máquina AlphaGo fue mejor que él y venció por tercera vez consecutiva al probablemente mejor jugador de Go en el mundo. Con ello, DeepMind, la empresa de Google, se lleva el premio de un millón de dólares que ha puesto la propia Google, el cual se donará a caridad.

Lee señaló que en esta ocasión la derrota no fue de la humanidad, sino de él. Estaba ante una fuerte presión e incluso tuvo problemas de tiempo para hallar las mejores jugadas, lo que lo llevó a la derrota.

Aparentemente el programa habría batido todas las expectativas al vencer a un jugador de la talla de Lee Sedol y DeepMind indicó que el triunfo de AlphaGo era equivalente a la hazaña de haber llegado a la Luna. El Go se considera un juego incluso más difícil que el ajedrez, a pesar de la simpleza que aparentemente tiene. No se esperaba que un programa pudiese vencer al campeón mundial por lo menos hasta la siguiente década, pero los algoritmos neuronales y el llamado aprendizaje profundo parecen haber sido la clave para que este desarrollo de pronto cobrara tanta fuerza.

De acuerdo a los maestros de Go que siguen las partidas entre la máquina y Lee, AlphaGo comenzó agresivamente la tercera partida y se hizo de una buena ventaja en el área que dominaba. Lee no pudo sacar ventaja de la estrategia que planteó y en última instancia quedó en posición perdida. AlphaGo mostró un juego muy fuerte, de acuerdo a los analistas de la partida.

Lee Sedol gana la cuarta partida

Sin embargo, la cuarta partida mostró que los seres humanos todavía tienen algo que hacer contra las máquinas. Lee Sedol venció en la cuarta partida a AlphaGo en donde la máquina aparentemente hizo jugadas desconcertantes, en donde incluso los analistas indicaban si no estuviese cometiendo errores absurdos el programa. Aparentemente parecían ser estrategias que retan a lo que los seres humanos comprenden del juego.

De acuerdo con Demis Hassabis, el CEO de DeepMind, esta vez AlphaGo cometió errores. “Todo iba bien hasta la jugada 87 donde AlphaGo por alguna razón se confundió”. Igualmente, Hassabis cree que en la jugada 79 la máquina cometió un error, que fue sancionado ya en la jugada 87

Al término de la partida, Lee fue recibido en la conferencia de prensa con una gran ovación. “Nunca le habían aplaudido tanto por ganar una partida”, dijo Lee. Hassabis dijo que el gran maestro surcoreano es un formidable oponente y en esta ocasión fue muy fuerte frente a la máquina. Dijo también que “para nosotros esta derrota es muy valiosa y no sabemos aún qué es lo que pasó”.

La última partida se jugará el martes entrante.

Referencias:

The Verge 
The Guardian