Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

A pesar de que en México ya existen diferentes opciones de transporte privado, como Uber y Cabify, una empresa mexicana quiere ser una alternativa más en brindar transporte de calidad a los ciudadanos por medio de su propia aplicación, disponible en iOS y Android.

Avant comenzó operaciones en noviembre de 2015 y actualmente ofrece servicio en la Ciudad de México y Puebla gracias a sus 800 choferes. Una de sus diferencias con otras compañías, es que sólo pide a los choferes el 10% de comisión de cada viaje, muy por debajo del 20 y 25% que solicitan Uber y Cabify.

Otra diferencia que caracteriza a Avant es que la aplicación sólo requiere de una descarga gratuita, sin registro de tarjeta de crédito, ya que los conductores aceptan pagos en efectivo.

Ésta puede ser una ventaja y desventaja a la vez, ya que a pesar de que puede servir para atraer a consumidores que no les gusta ingresar los datos de su tarjeta de crédito en Internet, también provoca que los choferes sufran para dar cambio, algo que siempre ha sido un problema en los taxis normales.

Eso sí, al igual que sucede con otras plataformas, para garantizar la seguridad del pasajero y que se puedan incluir nuevos socios a la plataforma, Avant revisa que el chofer postulante no tenga antecedentes penales y se les aplica una serie de exámenes, entre ellos psicológico, toxicológico y psicométrico, además de que los automóviles deben de tener ciertas características, como que cueste mínimo 200,000 pesos, que sea de cuatro puertas y que traiga aire acondicionado.

De acuerdo con estimaciones de la compañía, en una jornada de entre 8 y 10 horas, un conductor puede llega a ganar entre 400 y 500 pesos (descontando la comisión y gasolina). Actualmente, el plan de Avant es expandirse a otras ciudades como Monterrey, Guadalajara y Tijuana.

Referencias: Avant, El Financiero,

Desde la Red…
Comentarios