neurons51

Investigadores del Instituto Banner Sun y Mayo Clinic han desarrollado una nueva prueba diagnostica para la enfermedad de Parkinson en etapa inicial analizando una parte de la glándula submaxilar.

La enfermedad de Parkinson es una patología que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. En estas areás afectadas las neuronas que producen una sustancia química llamada dopamina mueren o no funcionan adecuadamente.

El nuevo método implico introducir una aguja en la glándula submaxilar, por debajo de la mandíbula, para luego extraer una muestra del centro del tejido glandular. Para posteriormente buscar la proteína marcadora en las células de los enfermos de Parkinson en etapa temprana.

“Este es el primer estudio que demuestra el valor de analizar una parte de la glándula submaxilar para diagnosticar a una persona viva que padece la enfermedad de Parkinson en etapa temprana. El hecho de diagnosticar mejor a los pacientes vivos representa un gran paso en el esfuerzo por entender y tratar mejor a los pacientes”, dijo Charles Adler, responsable de la investigación.

Actualmente no existe ningún análisis capaz de diagnosticar con exactitud la enfermedad de Parkinson, pero los científicos creen que un procedimiento llamado biopsia transcutánea de la glándula submaxilar puede brindar la exactitud necesaria.

bb4e35b06fa78a338841ab40a10c367b

El estudio abarcó a 25 pacientes que sufrían la enfermedad desde hace menos de cinco años y 10 sujetos de control que no padecían la afección.

“Este procedimiento permitirá diagnosticar con mucha más exactitud la enfermedad de Parkinson de lo que ahora es posible. Una de las posibles repercusiones más importantes de este resultado se observará en los ensayos clínicos, porque actualmente algunos pacientes que participan en ensayos clínicos para la enfermedad de Parkinson no necesariamente padecen esa afección, lo que presenta un gran impedimento para probar nuevas terapias”, agrego.

Se detectó la proteína anómala de la enfermedad de Parkinson en 14 de los 19 pacientes del estudio y 9 de 12 pacientes con enfermedad avanzada.

El estudio representa la primera prueba directa respecto al uso de las biopsias de la glándula submaxilar como análisis de diagnóstico en pacientes vivos con enfermedad de Parkinson en etapa temprana. El resultado es sumamente útil para los enfermos de Parkinson en etapa temprana porque la exactitud del diagnóstico en esos pacientes no es ni remotamente igual de buena que en quienes la padecen por más de 10 años, refieren los científicos.

Referencia: Mayo Clinic