Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la década de los 60, el ThingMaker de Mattel dejaba a los niños crear sus propios juguetes mediante el vertido de líquido en moldes de metal. Ahora, la compañía ha actualizado su idea al utilizar la impresión en 3D.

El ThingMaker reinventado es una impresora 3D de 300 dólares que trabaja en conjunto con una aplicación de iOS y Android que permite a chicos y grandes diseñar sus propias figuras y mandarlas directa e inalámbricamente desde su smartphone o tablet a la impresora.

Al parecer, la aplicación vendrá con una gran cantidad de planos básicos y los usuarios pueden personalizar sus juguetes al imprimir nuevas partes que encajen en las articulaciones de los mismos.

La impresora está enfocada para niños de 13 años en adelante y cuenta con algunas medidas de seguridad para mantener a sus usuarios lejos de poder herirse por medio de su utilización. Por ejemplo, las puertas del dispositivo se bloquean automáticamente cuando éste está en uso.

Mattel afirma que el ThingMaker funcionará con cualquier filamento estándar y aunque no ha anunciado los colores o el precio de sus propios carretes, la empresa estuvo mostrando una gran variedad de ellos en la feria del juguete de Nueva York este fin de semana; al parecer, con un carrete de un kilogramo de plástico, la impresora será capaz de crear 20 figuras, 30 piezas de joyería o bien, 100 anillos.

La aplicación de la impresora ya se encuentra disponible en iOS y Android, a pesar de que la impresora está programada para salir a la venta en algún momento del próximo otoño; en Amazon ya es posible preordenarla.

Referencias: USA Today, Toyland, The Verge

Desde la Red…
Comentarios