cern-colisionador

La física de partículas es un tema complejo y fascinante. Un problema para poder trabajar en este tema es la necesidad de estar en alguno de los grandes colisionadores de partículas, porque en caso contrario, todo lo que puede hacerse es hacer especulaciones teóricas, quizás educadas, sobre las posibles partículas que existen en la Naturaleza. Por ello, cada descubrimiento en esta rama de la ciencia tiende a ser impresionante y espectacular. Por ejemplo ahora unos científicos que trabajan en el Gran Colisionador del CERN, han hallado evidencia de una nueva partícula a la que han bautizado como Gluino. Podría ser una parte integral de la naturaleza de nuestro Universo.

Hay en realidad dos equipos que trabajan en esto, uno llamado Atlas y otro CMS. Ambos han presentado sus hallazgos sobre la supuesta partícula que parece ser apareció en los experimentos del Colisionador. Los resultados se observaron cuando los científicos notaron las colisiones de la partícula. Este elemento ya había sido pronosticado por la teoría y era una hipótesis a resolver. La partícula Gluino es teóricamente un socio supersimétrico del gluón (o la particula que pega a la fuerza nuclear, comprimiéndola totalmente). Esto podría significar que el gluino podría ser producida por pares por el colisionador, como el que está en Suiza, y podría ser como una versión pesada del bosón de Higgs, una partícula responsable de la masa que contienen otras partículas y que fue identificada en el CERN en el 2012. Peter Higgs recibió el Premio Nobel precisamente por su trabajo en este sentido, y el haber pronosticado la existencia de este bosón.

Sin embargo, a pesar de los hallazgos promisorios, los científicos indican que no hay aún suficientes datos sobre esta partícula para considerar definitivo este hallazgo. “No pienso que haya aún alguien que piense que los resultados son concluyentes”, dijo Kyle Cramer, uno de los miembros del equipo Atlas, en una entrevista con el New York Times, “Pero en caso de ser cierto, sería algo muy importante”, recalca.

Los científicos notaron que la existencia del gluino cuando se encontraron unos rayos gamma extra dentro del colisionador. Estos rayos, los cuales fueron congruentes con el cambio de potencia de unos 750 mil millones de electrón-volts, en donde se teorizaba que debía haber un producto de decaimiento radioactivo en una partícula. Esto podría ser sintomático de un gluino.

En cualquier caso habrá que esperar. Para hallar el bosón de Higgs pasaron unos 50 años. Esperemos que no haya que esperar tanto para confirmar o desechar esta supuesta nueva partícula.

Referencias:

TechTimes