107310_web

Investigadores de la Universidad de Kioto y Panasonic Corporation han desarrollado una nueva tecnología de detección remota el ritmo cardíaco y sus intervalos en tiempo real, sin necesidad de colocar sensores en el cuerpo y con la misma precisión que los electrocardiógrafos.

La frecuencia cardíaca es el número de veces que nuestro corazón se contrae para bombear sangre a todo el organismo y un claro indicador de cómo está funcionando, pues cualquier desviación en esta medición puede ir desde sufrir distintas enfermedades cardiovasculares o simplemente una deshidratación o hasta una infección.

Este sistema de detección remota combina una tecnología de radar de distribución de espectro de onda milimétrica y un algoritmo de análisis de señales único que identifica los signos del cuerpo, refieren los científicos.

Esta tecnología permite realizar “detecciones informales”, es decir, que las personas puedan tomar las mediciones mientras realizan otras actividades diarias; por ejemplo, cuando se van a dormir o cuando se preparan para comenzar el día.

“El hecho de tomar mediciones a través de sensores que se colocan en el cuerpo puede ser estresante y problemático, ya que la persona debe dejar de hacer lo que estaba haciendo”, dijo Hiroyuki Sakai, investigador de Panasonic. “Intentamos fabricar un producto a través del cual las personas puedan controlar su cuerpo en un entorno informal y relajado”.

02_millimeter_2016

El equipo cree que la mayor comodidad que proporciona este sistema de detección remota será el incentivo para que las personas controlen su estado de salud y obtengan beneficios personales.

“Los latidos no son los únicos signos que detecta el radar. El cuerpo envía todo tipo de señales al mismo tiempo, incluidos los movimientos del cuerpo y la respiración. Se trata de una gran cantidad de información”, afirma Toru Sato, profesor de Ingeniería Informática y Comunicaciones en la Universidad de Kioto. “Nuestro algoritmo distingue toda esta información. Se centra en las características de las ondas, incluida la señal del radar que indica los latidos cardíacos, y calcula con qué intervalos se producen”.

El equipo espera que, luego de realizar experimentaciones adicionales, este sistema de detección remota se pueda utilizar en un futuro cercano.

“Ahora que sabemos que es posible realizar detecciones remotas, debemos lograr que la capacidad de medición sea más sólida, de modo que el sistema pueda monitorear a personas de diferentes edades y en diferentes contextos”, concluyó Sato.

Referencia: Universidad de Kyoto, Panasonic