Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Microsoft ha confirmado que las PCs que se lancen en un futuro con nuevos procesadores no soportarán antiguas versiones de Windows, forzando a los consumidores a usar el más reciente sistema operativo de la compañía: Windows 10.

De acuerdo con la empresa, esto ayudará a tener una mejor integración entre Windows y los componentes. Y es que a pesar de que las nuevas computadoras ya traen consigo Windows 10, los usuarios siempre han tenido la opción de instalar una versión antigua del sistema operativo, siendo Windows 7 el más elegido para dicho propósito por su gran estabilidad.

Sin embargo, si tienes planeado actualizar tu procesador a los más recientes de AMD, Intel o Qualcomm cuando estén disponibles, Windows 10 será tu única opción:

“En el futuro, a medida que se introducen nuevas generaciones de procesadores, éstas requerirán la última plataforma de Windows en ese momento para su soporte. Esto nos permite centrarnos en la profunda integración entre Windows y los componentes”, se puede leer en el blog oficial de Microsoft

De esta manera, la compañía confirma que Windows 10 será la única versión del sistema operativo que soportará el procesador Kaby Lake de Intel, así como el 8996 de Qualcomm y el Bristol Ridge de AMD.

Afortunadamente, Windows 10 ha sido bien recibido desde que hizo su debut a mediados del año pasado, por lo que en realidad esta noticia no será demasiado desalentadora para la mayoría de los usuarios de PC, además de que también ayudará a Microsoft a eliminar gradualmente las versiones anteriores de Windows, algo que ha batallado en lograr, ya que muchos usuarios siguen utilizando Windows Vista, Windows 7 e incluso Windows XP.

Referencia: Microsoft

Desde la Red…
Comentarios