ripple-maker00

Recientemente un amigo que tuvo la oportunidad de ir al CES 2016, a mi pregunta que qué le había parecido el evento, me dijo que estuvo bueno, pero que halló un número grande de tecnologías que francamente son inútiles. Y es que hay de inventos a inventos. Por ejemplo, ya aquí en unocero hablamos del proyecto de Kickstarter de una bolsa de un plástico muy sofisticado, para almacenar el agua que no se usa cuando nos metemos a bañar y estamos esperando a que se caliente. La bolsa ésa tiene incluso una app (o por lo menos eso se ha prometido), la cual sirve para saber cuantos litros se ahorran en cada bañada. La realidad es que ese invento existe desde hace años. Se llama cubeta y no requiere de una app, la propia cubeta nos dice cuántos litros tiene de capacidad.

Pero hay inventos por demás inútiles pero curiosos y que además, le agregan un extra, un valor agregado, a temas como el del café. El invento llamado Ripple Maker es un dispositivo que permite “imprimir” cualquier imagen usando como “papel” la espuma del café recién hecho y como “tinta”, polvo de café. Hemos visto que algunos baristas son capaces de hacer con la espuma y la leche figuras simpáticas en el café de los clientes. Pero esto va mucho más allá porque este juguete reproduce fotos, textos, cualquier gráfica, todo en la espuma del café.

La Ripple Maker se mostró en junio del año pasado cuando la empresa Lufthansa decidió que usaría estos dispositivos en las salas de sus aviones, en “Primera Clase” y en “Business Class”. La semana pasada en el CES, sin embargo, se anunció que habría una mayor disponibilidad del sistema, y que puede ser comprado ya por cualquier empresa que sirva café.

La máquina combina tecnologías 3D e impresión tipo inkjet, juto con algo que llaman Ripple Pods, que bien podría ser una especie de cartucho con polvo de café Arábica. Se prepara el café y las bebidas que contienen espuma se pueden entonces insertar en el Ripple Maker. La máquina entonces acerca a la espuma su “cabeza impresora” donde el diseño elegido, conocido como Ripple, se aplica a la espuma usando el polvo de café. El proceso tarda solamente unos 10 segundos.

Ya la gente que ha fabricado esta máquina parece haberlo pensado todo. Usando una app iOS/Android, los usuarios pueden elegir el diseño de lo que quieren imprimir en la espuma del café, desde los pre-establecidos hasta los propios. Adicionalmente, los consumidores frecuentes de café en estas populares tiendas que hacen una enorme variedad de café (Starbucks, Cielito Lindo) pueden mandar sus diseños vía Facebook de forma que si se quiere por ejemplo, que el café de un amigo contenga su foto, se puede personalizar casi en el momento y darle una agradable sorpresa cuando vea su propio rostro en la espuma de su bebida.

El costo de la Ripple Maker es de unos 999 dólares, y en los Estados Unidos se puede conseguir con un plan de unos 85 dólares al mes. Cabe decir que cads Rippe Pod permite hacta 1000 impresiones. La empresa no ha dicho si los pods son reciclables o no. Independientemente de que este invento no es más que un detalle artístico o estético para quien gusta de un aromático café con espuma, es claro que la idea es muy atractiva y me imagino que tendría éxito en las cafeterías. Si hubiese en esta ciudad con el Ripple Maker, seguro yo ya habría ido por mi cafe, nomás para ver la impresión en vivo y en directo.


Referencias:

Ripple Maker http://www.coffeeripples.com/