waterdrop00

El agua potable es un recurso que debemos cuidar. Una gotera, por ejemplo, puede a la larga estar tirando litros y litros de agua y esto lo notamos cuando nos llega una cuenta exagerada de la Comisión de Agua. De hecho, esta es la señal de alerta de que por ahí tenemos una gotera no detectada. Recientemente en Estados Unidos han salido inventos para ahorrar agua mientras nos bañamos. Por ejemplo, Nebia es una regadera que permite hacer que el agua salga casi como una nube de minúsculas gotas, atomizándolas, en donde dice el fabricante que el usuario podrá ahorrar hasta el 70% del agua que consume al bañarse.

Pero hay quien ha pensado en soluciones más simples, como WaterDrop, que es una bolsa de agua que puede doblarse, y que simplemente recolecta unos 3.5 litros de agua que se gastan innecesariamente mientras el agua se calienta para que podamos ducharnos. La bolsa WaterDrop por una parte, sirve como advertencia sobre la necesidad de no desperdiciar el líquido elemento. Aparte de ello, tiene una manija reforzada usando para todo el invento de esta bolsa posmoderna, un poliuretano termoplástico reciclable.

La bolsa ha sido diseñada por la empresa española Esferic. Y el ahorro del agua es sólo una parte de la misión de WaterDrop. Espera promover un cambio social en la manera en como consumimos el agua, intentando hacer más eficiente este hábito en beneficio de todos, haciendo ver la necesidad de un uso frugal del agua. Esferic dice que el uso diario de WaterDrop puede ahorrar hasta 1000 litros de agua al año.

Usar WaterDrop es muy sencillo: el usuario simplemente tiene que meter la regadera dentro de la bolsa mientras se calienta el agua (nótese que en Europa se usan muchas regaderas de mano. En nuestro país habría que hacer alguna modificación a la bolsa, me imagino). Una vez que el agua caliente ya sale constantemente, se puede uno bañar mientras que el agua recolectada puede usarse para otros propósitos caseros, como para limpiar pisos, echar agua a las plantas o incluso, echarle agua al excusado y así ahorrarnos los litros usados cada vez que descargamos éste.

Esferic piensa desarrollar una app móvil, la cual acompañará a la idea de waterDrop, para que el usuario pueda medir el agua que está ahorrando. La campaña en KickStarter ya ha tenido éxito y los que la apoyaron podrán contar con las bolsas WaterDrop para marzo de este año.

En lo personal, me da la impresión que hay inventos por demás absurdos, como éste. Eso de que tenga una app para el teléfono para medir el agua ahorrada será un simple detalle que quizás nos parezca simpático al principio, pero después nos olvidaremos de estar checando cuanta agua ahorramos. La realidad es que parece que nos quieren hacer creer que es un gran invento, cuando por años en muchas casas se usa uno más simple: una cubeta. Eso sí, la misión de hacer patente el hecho de que debemos desperdiciar menos agua es probablemente -en mi opinión- lo más rescatable de la idea.

Referencias:

Esferic 
GizMag