conectores00
Los fabricantes en cualquier rama o nicho de mercado buscan ser los innovadores, los que planteen las reglas del juego y que -de alguna manera- se conviertan en el líder. De esta manera, cuando ellos cambian algo, los demás tienden a seguirlos. En el mercado de la telefonía celular, sin embargo, las cosas no parecen ser siempre así. Por ejemplo, Apple introdujo su iPhone, el cual tiene un cargador que no es compatible con otros fabricantes de teléfonos inteligentes. Otros fabricantes usan un conector Micro USB que ha sido muy popular. Y no contento con ser diferente, Apple sacó un nuevo conector para sus nuevos iPhone que no es compatible ni con su conector anterior. Por supuesto que ya han salido los cables correspondientes para poder lidiar con este problema, pero esto siempre a un costo extra y por ser Apple, nada barato.

Suiza, un país neutral en muchos sentidos, parece que ha decidido hacer algún movimiento en el mercado de los celulares y busca que para el 2017 todos los teléfonos tengan el mismo cargador y la misma entrada. Vamos, que está proponiendo que finalmente haya un estándar que no parece ser difícil de adivinar: el micro USB. La razón además, parece ser evidente: La mayoría de los teléfonos que usan Android tienen esa entrada y el mercado de este sistema operativo (y de los teléfonos de esta plataforma), seguirá creciendo, estimando que llegará eventualmente a más del 80% de todos los teléfonos inteligentes en el mercado.

“Los esfuerzos de estandarización especificados en en esta nueva base legal le preocupan, entre otras cosas, los teléfonos móviles y otros dispositivos que deberán ser compatibles con el cargador universal para mediados del 2017”, indica el gobierno suizo en un comunicado de prensa. “Esta medida reducirá la cantidad de cargadores y por ende, la cantidad de desperdicio electrónico”.

Esto ya había sido planteado por la comunidad europea, de la cual Suiza no es miembro, pero sin embargo, es un actor frecuente en la eurozona. Curiosamente Apple sugiere que en lugar de reemplazar sus conectores, se introduzca un adaptador “lightning a micro-usb”. De hecho, ya Apple lo vende por unos 19 dólares, pero podría venir incluido en los iPhones que se vendiesen en el futuro en la Unión Europea.

En lo que se refiere a dispositivos de cómputo, Apple ha perdido parte de la batalla en lo que se refiere a sus cargadores propietarios. Los modelos recientes de la MacBook Air utilizan cargadores USB-C en lugar del conector magnético que se usaba hace un par de años. Sin embargo, la compañía de la manzana está quizás buscando que el cargador sea inalámbrico poniendo en riesgo la idea del cargador universal. ¿Querrán salirse con la suya? ¿Es buena idea el cargador universal? ¿Qué piensan los lectores binarios de unocero?

Referencias:

Motherboard