ASSASSINS CREED

Anita Sarkeesian pubclicó una reseña de Assassin’s Creed Syndicate en donde la crítica va hacia los aspectos sociales del juego y no tanto hacia los aspectos técnicos. Su reseña es muy importante para comprender algunas cosas que muchas desarrolladoras pueden aprovechar para mejorar sus títulos y hacerlos aún más incluyentes.

Sarkeesian es bien conocida en el mundo digital por su análisis de la representación de la mujer en los videojuegos y en 2012 fue el blanco de una campaña de ataques altamente misóginos junto con otras mujeres de la industria del gaming como Zoe Quinn. Ya desde el lanzamiento de su sitio Feminist Frequency, Sarkeesian ha estado en el centro de los problemas de género y es justo a través de ese canal que publica su reseña de Assassin’s Creed Syndicate.

frye

Vale la pena ver la reseña completa así que no se las voy a contar toda, pero en corto, Sarkeesian habla de cómo la serie de Assassin’s dio un gran paso al incluir a Evie Frye como una protagonista junto con su gemelo Jacob Frye. Esta es una de las únicas veces en las que se ha podido jugar como una mujer en la serie y de hecho, es la primera en la que hay una protagonista mujer. Syndicate le da a Evie su lugar y no la hace ver ni sonar como un “producto” para el consumo de los hombres: sus movimientos son naturales, su vestimenta es prácticamente igual a la de su hermano y su personalidad es independiente y poderosa.

La crítica de Sarkeesian, y lo que vale la pena “anotar” para próximos juegos, es que a lo largo de la historia, el personaje de Jacob va cobrando más fuerza y “relevancia” que el de Evie y eso no tiene sentido alguno ya que Evie, como personaje, es mucho más interesante y compleja que él y además siempre anda arreglando los desastres de su hermano. Sarkeesian cree que Evie debió haber cobrado más relevancia, yo creo que ambos debieron haberse mantenido como gemelos iguales durante todo el juego. Y el problema claramente es que eso no sucedió.

De una u otra forma, este es un gran paso para Ubisoft en cuanto a ser incluyentes con toda su audiencia y en cuanto a ser respetuosos con la mujer. Assassin’s Creed Syndicate representa a la gente real al grado que hasta hay un hombre trans en el juego, como sucede en Dragon Age: Inquisition. Lo que Ubisoft y todas las otras desarrolladoras deben hacer para dar el segundo paso es ponerle atención a los pequeños detalles de progresión del juego y a detalles como poner en el tráiler oficial o poster al hombre protagonista y ya. Anita Sarkeesian hace bien en sacar estos detalles aparentemente insignificantes a la luz, porque no lo son.

Referencia: Feminist Frequency (YouTube)