Finalmente arrancó de forma oficial la décima edición de esta feria de tecnología móvil donde, a diferencia de otras de la industria, no hay pantallas, no hay aparatos de sonido, nada de videojuegos ni hardware en general. Puro, total y absoluto smartphone (bueno, y las empresas proveedoras de soluciones).

Anoche asistí al lanzamiento del Galaxy S6. En un auditorio lleno, le calculo unas 2,000 personas, estuvimos atentos al evento. Ahora le cambiaron un poco al formato y no estuvieron duro y dale con especificaciones técnicas. Más bien fue conciso y preciso. No faltó la “broma” del director general de la firma, Oh-Hyun Kwon, cuando estaba mencionando algunas características del nuevo teléfono insignia al comentar “y no se dobla”, hacienda clara alusión a los problemas que presentó el iPhone 6 Plus cuando fue lanzado hace unos meses. Creo que estuvo de más. Creo que es darle demasiada importancia a la competencia, pero bueno, fue su decisión.

Barcelona_MWC_2015

Lanzaron dos modelos de Galaxy S6, uno normal y otro con pantalla curva. Algo parecido al Note Edge, pero mucho más delgado y con la curvatura no tan pronunciada y de ambos lados. La primera impresión que me dejó fue un “me gustó”, aunque la pantalla no es tan grande como los dos que estoy usando ahora (iPhone 6 Plus y Note 4), sin duda lo esbelto y la excelente calidad de la pantalla ayudan mucho. También pude revisar la pulida interfase que corre sobre Android (llamada TouchWiz), ya está mucho más estética y agradable a la vista.

Algo mucho más interesante y que sólo algunos notaron, es que dentro de la configuración de fábrica del equipo viene el tradicional folder de apps de Google, que me imagino se ponen de acuerdo ($) para que aparezca justo ahí, pero a unos cuantos pixeles de distancia, encontré otro folder de… Microsoft. Con Skype, Outlook y OneNote. Muy interesante y si queremos leer entre líneas (o entre pixeles) pues el gigante de Redmond está haciendo todo por regresar a ser “cool” y “sexy” de nuevo y a estar en la mente de los usuarios de Android que ni de lejos usan Windows. Ya veremos cómo le va ahora de la mano de Samsung.

En otros temas, ya en los pasillos de la expo, los mismos stands del año pasado, casi en las mismas ubicaciones mostrando casi los mismos productos. Me explico. Sí hay cosas nuevas, pero como lo anticipaba ayer, todo es evolución, no revolución.

Me llamó la atención el reloj inteligente de LG llamado Urbane, pero la versión LTE, que no usa Android Wear y tiene su propio sistema operativo. Por primera vez tuve la sensación de usar un reloj tradicional pero que es inteligente. De construcción sólida, “grande” (como me gustan a mí los relojes) incluye algunas funciones interesantes como monitoreo del pulso (eso lo hacen casi todos) pero a través de su propio software. Puede vivir sin estar conectado al teléfono (es un teléfono en sí) y el diseño es agradable a la vista. El problema de la batería sigue siendo el mismo para todos estos relojes inteligentes… un día a lo mucho. Es un segmento de la industria que está en pleno desarrollo y me imagino que muchos seguimos buscando un pretexto que valga la pena para gastar en un reloj inteligente que hay que mantener al día, cargar cada 24 horas, actualizar, etc. Pronto vendrán los virus (y antivirus) para relojes inteligentes… en fin.

Por otro lado, la esperada presentación de Mark Zuckerberg resultó muy interesante por su iniciativa de querer conectar a “Internet” a millones de personas en países en desarrollo. Pero la verdad es que fue una plática sin chispa, sin anuncios y ante varias preguntas de la conductora, Zuckerberg simplemente dijo “no sé”, “no me acuerdo”. En la segunda parte de esa desangelada presentación estuvo acompañado por los directores de tres operadoras de telefonía donde platicaron un poco sobre la falta de regulación en ciertos territorios y dieron una explicación de cómo están tratando de conectar a más individuos que usarán datos, no voz.

Mañana nos toca recorrer de nuevo algunos stands de la expo. Veremos qué encontramos y qué hay de nuevo. Mientras tanto, aquí en Barcelona hay un tráfico infernal en los alrededores del centro de exposiciones y en los principales puntos turísticos. Cerca de 90,000 personas se encuentran visitando la expo, abarrotando, como es natural, las calles, restaurantes y hoteles.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: ReporteBarcelona: Mobile World Congress 2015 (día -1)

 

No te pierdas toda nuestra cobertura del Mobile World Congress desde Barcelona, España, y entérate de lo mejor y más destacado de los dispositivos y tendencias que se presentarán en el MWC.