Moto_E

Luego de que los smartphones de gama alta ocuparan todos los reflectores durante varios años, a partir finales de 2013, pero principalmente en 2014, los smartphones de gama media y media baja han comenzado a llenar los aparadores con dispositivos que, en cuanto a especificaciones técnicas, presentan detalles lo suficientemente competentes como para cumplir con las necesidades de prácticamente cualquier usuario.

En esta tendencia, uno de los modelos más destacados que aparecieron el año pasado fue el Moto E de Motorola, un dispositivo que por menos de 150 dólares ofrecía una pantalla, cámara, procesador y memoria suficientes para navegar en Internet, cumplir con labores de tarea y redes sociales.

Tal y como sucediera con el Moto G y Moto X el año pasado, ahora es turno de que el moto E presente a su segunda generación, la cual se filtró hace algunos días y que incluye mejoras técnicas por un precio por demás competitivo: 149 dólares.

El nuevo Moto E cuenta con una pantalla IPs de 4.5 pulgadas con una resolución de 540×960 pixeles, una cámara de 5 Mp, procesador Snapdragon 410 quad-core a 1.2 Ghx y una memoria RAM de 1 Gb y 8 Gb de almacenamiento interno, expandible hasta 64 Gb con MicroSD. La diferencia más destacada respecto al año pasado es que la nueva generación ya se conecta a redes LTE, mientras que su antecesor sólo lo hacía con redes 3G.

En cuanto al sistema operativo, la segunda generación del Moto E, o Moto E 2015, como también ha sido llamado, vendrá con Android 4.4.4 KitKat precargado. Sin embargo, durante el video de presentación del nuevo Moto E, Motorola asegura que el dispositivo recibirá al menos una actualización de sistema operativo, es decir, a Android 5.0 Lollipop, por lo que quienes adquieran este smartphone podrán contar, de momento, con la versión más reciente del sistema operativo móvil de Google.

Además del equipo con LTE, Motorola pondrá a la venta un smartphone con las mismas características técnicas pero, en vez de funcionar con LTE, sólo lo hace con redes 3G. El costo de este equipo es de 119 dólares.

Motorola ya comprobó que el negocio de los dispositivos de bajo costo es por demás rentable y ahora continúa con su apuesta esperando llegar a cada vez más usuarios que, por distintos motivos, no pueden acceder a dispositivos con valor cercano a los mil dólares.