Sin título

Con miras en el futuro de la salud el presidente de EEUU, Barack Obama ha anunciado el ambicioso proyecto “Precision Medicine Initiative”, el cual tiene el objetivo de desarrollar una medicina personalizada donde las enfermedades puedan ser tratadas en función del ADN de cada persona.

“La medicina de precisión nos brinda una de las mayores oportunidades para nuevos descubrimientos médicos que jamás hemos tenido, ésta pondrá las bases para una nueva era de descubrimientos que salven vidas”, dijo Obama.

El objetivo de la “Precision Medicine Initiative” (Iniciativa de Medicina de Precisión) es avanzar en un nuevo tipo de medicina impulsada por el paciente que promete acelerar los descubrimientos biomédicos y proveer al personal médico nuevas herramientas, conocimientos y terapias para seleccionar los tratamientos que mejor funcionarán con cada paciente.

El plan tendrá un costo de 215 millones de dólares a cargo del presupuesto presidencial para 2016 y pretende conseguir hasta un 1 millón de genomas completos de individuos jóvenes y viejos, sanos y enfermos, y de las diferentes etnias que componen un país tan diverso.

La iniciativa se enfocará en primer lugar en el cáncer para aprender cómo usar esta nueva medicina en otras enfermedades. Se escogió el cáncer porque éste “refleja la letalidad de la enfermedad y los significativos avances que ya se han dado en medicina personalizada”, agrego.

Por otro lado, la iniciativa de Obama será controvertida pues tendrá que apelar a una modificación de las leyes que actualmente rigen los datos genéticos humanos. Diez millones de dólares se destinarán a que la Agencia de Alimentos y Medicamentos, la FDA desarrolle bases de datos y nuevas regulaciones que hagan esto posible. Además, otros cinco millones serán para que la Oficina Nacional para la Coordinación de Tecnologías de Información Sanitaria desarrolle estándares de privacidad adecuados.

Keith Yamamoto, vicecanciller de investigaciones de la Universidad de California en San Francisco y conocido por sus investigaciones moleculares, afirmó que aún está lejos el día en que los médicos puedan diagnosticar y tratar enfermedades a nivel individual, pero ese día llegará y “los beneficios serán fantásticos”.

Actualmente los avances en este campo ya han dado algunos frutos, por ejemplo con ciertos tipos de cáncer ya se realizan pruebas moleculares que facilitan tratamientos más adecuados para prolongar la vida y reducir los efectos secundarios.

Referencia: The White House