¿Te han hackeado algo? ¿Tu twitter, tu correo electrónico? A mi si y se siente de la fregada, es una de las invasiones mas fuertes, especialmente en estos tiempos en donde tenemos casi toda nuestra vida en la nube.

Ahora, imagina que hackearan tu coche
Hace no mucho uno de los ingenieros de seguridad de Twitter y el director de Inteligencia y seguridad de I O active lograron tomar el control total de un vehículo acelerando y frenando el auto mientras ellos iban cómodamente platicando en la parte trasera del coche.

Claro que esto no fue fácil, tuvieron que pasar muchísimas horas, muchas mentes y mover muchas cosas para lograrlo, aunque demostraron que la unión aunque sea entre hackers, también hace la fuerza y de paso mete en apuros a los fabricantes.

Pero a ver, ¿Para Hackear un auto tienen que ir dentro de el? Así lo hicieron en esa ocasión, pero no tenia sentido, ¿Para que hackear un auto mientras vas dentro de el, mejor manejas y ya, no creen?

hackcar

La clave: Conexiones inalámbricas
Y es que algunos coches pueden tener la capacidad de dotar de red WIFI a sus pasajeros, y ahí, precisamente es donde PUUM, estos gandayas podrían hacer de las suyas y tomar el control absoluto del vehículo

El profesor Stephan Savage de La universidad de San Diego, California dice que los ataques inalámbricos hacia los coches son posibles, y lo sabe precisamente porque ya lo pudo hacer junto a su equipo de investigadores.

Así como lo leen, pero y ¿Cómo lo logran? Gracias al Bluetooth, a las redes de datos móviles y a los errores descubiertos en los sistemas multimedia y en las herramientas de diagnostico del auto.

Gancho al hígado

Directito a los fabricantes que tratando de dotar de la última tecnología a sus autos los vulneraron.
“Con todo esto hemos tenido un control arbitrario, el poder de modificar la capacidad de frenado, hemos podido actuar de manera remota, y lo hemos podido desactivar por completo”.

Lo medio bueno

Savage dijo que esto no cualquiera lo puede hacer, para lograrlo se necesitan recursos, primero para tener un coche de pruebas, después para tener las herramientas necesarias que podrían hacer que lo lograran.

hackcar01

Aparte

Los fabricantes no son mensos.

En cuanto vieron esto cerca, comenzaron a trabajar en ello y aseguran que si un día alguien lograra hackear tu auto pues no pasaría de que le cambiaran de estación.

Por ahora ellos descartan que exista alguien capaz de quitarle al conductor el control absoluto del auto.

Lo que ya pasó

Hace un año el equipo de investigadores de la Universidad de Birmingham logró burlar el sistema de seguridad de las llaves de los autos de Volkswagen en Reino Unido.

Explicaron que había tres distintas maneras de romper con el circuito antirobo integrado a la llave del auto

Estos circuitos integrados, es decir, inmovilizadores, utilizan un algoritmo para asegurar que un auto sólo pueda ser encendido con la llave correcta.
En pocas palabras, estos genios planeaban darnos santo y seña de como lograron revertir el algoritmo y publicar su ensayo

Y digo planeaban… porque Volkswagen no lo permitió, bajo el argumento de que esta publicación pondría a millones de usuarios de esta marca en riesgo de sufrir acceso ilegal a su auto acudieron a la Suprema Corte de Inglaterra, misma que se fue a favor de la armadora.
Claro que la Universidad no se detuvo y declare que era una decepción la decisión del tribunal pues este no apoyó la defensa de la libertad académica y el interés publico. Aunque aun así respetaría esta medida.
Tres Posturas

– La armadora:La publicación de este estudio le haría mas fáciles las cosas a los ladrones pues ahora tendrían prácticamente un instructivo.

– La Universidad:La decisión atentaba contra el desarrollo académico y aparte seis meses atrás ellos ya habían alertado a la armadora sobre este error de programación.

– El tribunal: Apoyaba los derechos de los investigadores y a la libertad de expresión académica, sin embargo tenia que poner por encima la seguridad de millones de autos y sus usuarios

Los afectados:
Todos los autos del grupo Volkswagen y los dueños de estos.

La realidad:
Nunca la sabremos, lo que si es que con esto Volkswagen ganó tiempo, pues de este suceso ya va a ser un año y la Universidad aun busca poder publicar su ensayo.

La conclusión:

Ustedes dénmela.