Immersion: ira de los gamers

Un diseñador visual llamado Sam Matson desarrolló una interesante solución para evitar el fenómeno conocido como “gamer rage”. Este término se utiliza para describir el enojo de un gamer en situaciones estresantes donde un juego lo frustra demasiado. Según uno de los sujetos que participaron el la investigación del diseñador, la ira gamer “es un poco como la ira al manejar. La otra gente no te conoce así que dices lo que sea… Es fácil perder el control.”

Para un problema tan humano y natural –que por lo mismo es difícil de resolver– la idea de Matson sobre la solución es muy simple. Para eliminar este tipo de ira, el diseñador no pretende usar ningún tipo de terapia psicológica o medicinal, sino una pieza de hardware en la forma de un headset.

Headset

El dispositivo de Matson es conocido como Immersion y lo que hace es utilizar sistemas biométricos para medir el ritmo cardíaco de un jugador y así, alterar lo que está sucediendo en el juego al instante. Este producto fue creado al modificar un control de Xbox 360 para que pudiera hacer lecturas sobre el corazón del jugador y el headset en sí es una pieza por separado que puede notar los cambios en el color de la oreja del usuario para calcular un pulso aproximado.

En las fases de experimentación se investigaron los ritmos cardíacos de distintos jugadores mientras combatían en un shooter y con un prototipo de Immersion, el dispositivo ajustaba la dificultad del juego según las emociones de cada uno. Para estas pruebas, Matson diseñó un shooter muy básico con el motor de juego Unity y como conclusión, se determinó que mientras más débiles sean los enemigos y el nivel de dificultad, menos incrementará el pulso.

Gamer Rage

Es difícil que este concepto funcione en un multijugador como tal, pues el gameplay tendría que modificarse según las necesidades de cada uno de los jugadores y por eso mismo, se podría entrar en una especie de paradoja gamer. Aún así, la idea es muy buena y podría traer muchos beneficios para las modalidades de un único jugador, pues el objetivo principal de Immersion es eliminar la “gamer rage”, un aspecto del gaming que generalmente se considera negativo. ¿A ustedes les gustaría que su juego cambiara de acuerdo a su ritmo cardíaco?

Referencia: Sam Matson