002

Encontramos en esta edición del CES en Las Vegas un interesante dispositivo que es un teclado “invertido” enfocado principalmente a la gente que trabaja en hospitales, con la idea de que puedan escribir en sus dispositivos móviles sin perder el contacto visual con los pacientes. Claro, igual tiene más usos pero por lo menos eso es lo que nos comentó el fabricante de Trew Grip.

También, la firma Reebok lanzó el sensor CheckLight que se incorpora a los cascos utilizados en varios deportes con el fin de medir cualquier impacto que se reciba durante la competencia, partido o encuentro. De forma automática el sensor registra la fuerza y los puntos del impacto para poder proceder de acuerdo a lo que el reglamento establezca o, en caso de un gran golpe, recibir servicios de emergencia. Tal vez algo demasiado sofisticado para usarse de forma continua y en cualquier lugar, pero aquí lo interesante, sin duda, son los sensores y la forma en que vemos.