China crea bio-impresora 3D para crear órganos humanos

Investigadores de la Universidad de Hangzhou Dianzi en China han anunciado haber desarrollado la primera impresora 3D capaz de imprimir tejido vivo, llamándola “Regenovo” y ya la han utilizado para imprimir varias muestras, incluidas unidades de hígado y cartílago de la oreja humana.

Xu Ming’en, desarrollador de Regenovo, dijo que la impresora necesita menos de una hora para producir ya sea una muestra de hígado mini o una muestra de cartílago de la oreja. Aunque a diferencia de un órgano real este no tiene color ni vasos sanguíneos o nervios, pues todavía es imposible imprimir el tejido y los vasos sanguíneos que viven de forma simultánea con la tecnología actual.

Pero Xu predice que con estos avances los órganos impresos completamente funcionales podrían ser posibles dentro de los próximos diez a veinte años.

El proceso utiliza un polímero médico, materiales inorgánicos y gel de agua mezclado con células vivas, imprimiéndose en condiciones asépticas  gracias a sus con controles de temperatura que oscilan entre -5 ° C a 260 ° C. La tasa de daño de las células para el proceso de impresión Regenovo es aparentemente muy baja, en torno a un 90% de las células sobreviven y hasta el momento según los investigadores han sido capaces de mantenerse con vida durante un máximo de cuatro meses.

La inversión total de esta impresora bio 3D es de alrededor de 1 millón de yuanes (164, 000 dólares). Tiene un tamaño de 60 x 50 x 74 cm, con una boquilla 80 micras para la impresión.

Este anuncio marca la primera vez que China se ha intensificado oficialmente en el área bioprinting, impresoras similares ya están en desarrollo en varias partes del mundo, por ejemplo sus homólogos más cercanos como Organovo crean por medio de impresiones 3D redes de tejido para estudiar el cáncer, los de la Universidad de Cornell quienes trabajan con la impresión de células madre, además de otros laboratorios están trabajando en la impresión de riñones , inserciones espinales, cartílagos transplantables, injertos de piel y más.

Por ahora este tipo de impresoras aún se encuentran en fases de prueba, por ello no se ha dado fecha para su implementación en el campo médico, pero el proceso de la impresión en 3D se está convirtiendo en una industria importante para los países. La capacidad para recrear músculos, tendones y órganos podría muy pronto cambiar el mundo de manera significativa.