¡Se mojó tu celular! ¿Cómo rescatarlo?Si nunca se ha mojado tu celular, por mínimo que haya sido, probablemente es porque no lo usas diario y en todo momento. Para quienes suelan soltar accidentalmente su smartphone, dejarlo olvidado a la intemperie o hayan sido arrojados a una alberca con todo y gadget en la bolsa, esta guía les ayudará a devolver la vida a su móvil.

Estos pasos son muy concretos y efectivos en la mayoría de los casos, pero no son garantía de que puedan resucitar al dispositivo, pues eso varía prácticamente entre cada caso, es decir, no es tan relevante que el teléfono haya estado 2 segundos o media hora bajo el agua, pues igualmente podrías lograr que vuelva a funcionar normalmente.

 

Actúa rápido

Actua rapidoLo primero que debes hacer es sacar el dispositivo del agua tan pronto como se pueda, tratando de que el mismo sea extraído con la parte donde no tenga ranuras viendo hacia arriba, de forma que el agua no ingrese aún más a través de éstas con la presión que ejerce el agua al tomar el gadget.

 

Apagar el móvil es crucial

Apagar celular

Una vez afuera, debes apagar el teléfono a como dé lugar (para los dispositivos como iPhone donde no se puede retirar la batería, se debe intentar apagar el móvil incluso cuando la pantalla no responda). Si a tu celular sí se le puede quitar la pila, puedes hacerlo en lugar de utilizar el botón de apagado.

 

Remueve los restos de agua

Accesorios

Ya que esté apagado, usa una toalla (muy absorbente, de preferencia) y quita el exceso de agua. En este momento se deben retirar otros accesorios como tarjeta de memoria o SIM. Procura no soplar en los orificios puesto que el agua podría dispersarse hacia otros sitios.

 

Evita usar calor en exceso

No secar teléfonoMás que un paso adicional a este tutorial, esta es una recomendación. NO uses secadoras para el cabello ni pongas el dispositivo a secar sobre una lámpara o cualquier otra fuente de calor, pues esto hará que el móvil se dañe interna o externamente. Incluso podría derretir las partes plásticas si se deja por demasiado tiempo.

Tampoco debes conectar el dispositivo a la corriente en este momento, pues seguramente ocasionará un corto circuito.

 

Haz que la humedad se vaya

ArrozEste es el paso final antes de saber si tu smartphone se recuperó. Hay por lo menos dos formas de completarlo:

Usa productos para absorber la humedad: En algunos establecimientos se venden productos que están hechos específicamente para retirar la humedad de algún lugar; estos saquitos – parecidos a los que algunas marcas incluyen en las cajas de sus dispositivos y que están marcados con la leyenda “Silica Gel” – se colocan junto al móvil dentro de una bolsa sellada (las Ziploc funcionan perfecto) y se deja en un lugar seco por al menos tres días.

Utiliza arroz: Quizá ya habías escuchado, o imaginado, que el arroz puede ser la salida en estos casos. Una de las propiedades de este alimento es la de retirar la humedad, por lo que puedes tomar un recipiente con cubierta donde se pone un poco de arroz, el dispositivo y un poco más de la semilla hasta que se cubra por completo el móvil. Se pone la tapa y se deja por reposar por tres días.

 

Cruza los dedos

Cruzar dedosTranscurridos los tres días, es la hora de la verdad. Vuelve a colocar la batería dentro del smartphone y enciéndelo normalmente; puede que el teléfono no se inicie de inmediato, por lo que tendrás que intentar varias veces. También es factible que requieras conectar el gadget a la corriente para rehabilitar el sistema; en este momento esto se puede hacer puesto que la humedad debería estar completamente fuera del dispositivo.

 

Si sigues estos pasos, la probabilidad de que el móvil haya vuelto a la vida y funcione de manera normal es muy alta. Sólo basta recordarlos y aplicarlos; descubrirás que los móviles que todos usan diariamente pueden ser más resistentes de lo que imaginabas.

¿Alguna vez has mojado un celular por accidente? ¿Cómo hiciste para revivirlo?