Colten y LukeColten y Luke, dos hermanos canadienses de 16 y 17 años, salieron a comprar su versión de Grand Theft Auto V durante la madrugada del día de lanzamiento y mientras regresaban felices con su juego, se dieron cuenta que una casa se estaba incendiando. Al notarlo, los jóvenes tuvieron que intentar meterse para salvar a un anciano que vivía ahí.

Mientras caminaban por la calle, ambos se dieron cuenta de que estaba sonando una alarma de incendios en algún lado y notaron que el humo venía de una casa en específico. Los hermanos inmediatamente llamaron a emergencias y pudieron ver que había humo saliendo de una ventana. Uno de ellos explicó que escucharon gritos que pedían ayuda y ahí es cuando decidieron entrar.

Casa en llamasLa puerta estaba cerrada con candado, entonces mientras uno de los hermanos examinaba las ventanas, el otro simplemente la pateó con fuerza para derribarla. Después de eso, Colten y Luke intentaron llegar hasta el anciano de 70 años caminando por la casa, pero había tanto humo que les resultó imposible y tuvieron que salir antes de poder rescatar al señor.

Afortunadamente la llamada de los hermanos fue hecha a tiempo y los bomberos llegaron lo suficientemente rápido para sacar al anciano de la casa en llamas. Me imagino que antes de entrar a la casa humeante, los hermanos dejaron su recién comprado GTA V al lado de un árbol en el jardín o algo así para poder recuperarlo después de ayudar. Grand Theft Auto V es un título en el que el jugador está en constante peligro, pero lo que hicieron Colten y Luke en la vida real seguro fue aún más riesgoso que todo lo que podrán hacer en el juego.

Grand Theft Auto V

Referencia: Breakfast Television