high-fidelity-demo

La tecnología actual nos muestra gráficos que solemos considerar como impresionantes. Vemos un realismo que cada día parece ser incomparable, hasta que vemos el siguiente avance que nos muestra que lo que veíamos está lejos de lo que podríamos ver. Sin duda la parte gráfica en el cómputo se ha demostrado como imprescindible e incluso no sólo para jugar videojuegos, sino para hacer películas, videos, efectos especiales e incluso, visualización en el mundo científico.

Por eso la idea de Philip Rosedale, High Fidelity,  la de generar un prototipo para la siguiente generación de sistemas de realidad virtual es muy interesante. A través de su sistema se podría llegar a tener gráficas de ilimitada definición, y no como pasa con los esquemas tradicionales de gráficas basados en millones de polígonos. Rosedale va más allá y presenta ya un demo en video sobre la capacidad real que podría tener los sistemas gráficos en el futuro próximo. Sin embargo, John Carmack ha expresado sus dudas sobre la viabilidad real de las ideas planteadas por Rosedale.

En el 2011, Carmack dijo, en una entrevista sobre este tema, que este tipo de tecnología podría estar lista “dentro de muchos años”, lo cual -como van las cosas en el mundo gráfico- podría ser mucho más pronto de lo que imaginamos. Carmack indica, no obstante, que hay mucho camino entre una demostración y un producto de software final.

Evidentemente las ideas de Rosedale parten de cómo funciona su sitio Second Life, pero es claro que si sus ideas en términos de gráficas funcionan, podrían revolucionar la manera en como se aplica la graficación al mundo actual. Es claro que el mundo tecnológico irá más allá de las metáforas en la navegación, particularmente llevados de la mano de los avances del hardware.

Pero sea como sea que vaya a suceder el futuro, High Fidelity es definitivamente un intento de llenar la aspiración de Rosedale (circa 1990), en donde dice: es la de estar inmersos en Internet y se capaz de navegar y crear contenidos dentro de un ambiente físico.

Referencias:

High Fidelity