Arma-III

Después de pasar 130 días en detención bajo la sospecha de espionaje en una base militar enclavada en la isla griega de Lemnos, los dos desarrolladores de Bohemia Interactive salieron libres una vez que se pagara una deuda de 6,672 dólares. Tanto los gobiernos polacos y griegos, los familiares de los detenidos y el estudio, no podrían estar más satisfechos de que todo el malentendido haya terminado.

Martin Pezlar e Iván Buchta fueron detenidos por la milicia griega cuando estos se encontraban haciendo un trabajo de investigación para el shooter militar Arma III. Una vez que la noticia salió a la luz, tanto los representantes de Studio Bohemia Interactive, como el mismo presidente checo Václav Klaus tuvieron que intervenir para aclarar el malentendido.

Después de interminables meses de fianzas negadas, trabas burocráticas y problemas administrativos que retrasaban el juicio militar a los dos desarrolladores detenidos, el gobierno griego aceptó liberar a los hombres que ahora se encuentran reunidos con sus familias.

Por otro lado, durante la estadía de Pezlar y Buchta, se creó un sitio para dar a conocer su historia y apoyar la causa de los dos detenidos durante las negociaciones entre los representantes jurídicos de la compañía y la diplomacia entre ambas naciones.

No obstante, ambos hombres tendrán que presentarse ante la corte griega una vez más para continuar aclarando los hechos por los que se les detuvo en primer lugar: andar tomando fotografías de instalaciones militares en un país extranjero.

Por el momento, aquí les presentamos una foto de los dos hombres saliendo felices de Grecia, su “hogar adoptivo” durante 130 días.

arma III

Por otro lado, el juego en cuestión no saldrá a la venta hasta que el estudio crea que el título está al 100% de las expectativas de los fans. Sin duda, la “publicidad” que la detención de Pezlar y Buchta generaron de manera involuntaria levantará las ventas de este shooter militar.

Referencias: Destructoid, BBC.