Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La Free Software Foundation (FSF) apareció en el evento donde se presentó Windows 8, en un esfuerzo por persuadir a los usuarios de Windows en no actualizar a la versión 8 y en su lugar, cambiar a GNU/Linux. Los activistas, uno en una botarga de GNU (la mascota de la FSF en forma de búfalo), saludó a los visitantes en el lanzamiento de Windows 8 este pasado 25 de octubre. No sabemos si Microsoft se dio cuenta de esta situación, pues no hubo acción alguna al respecto.

El personaje en la botarga llevaba una calabaza con DVD que contenía Trisquel, una distribución gratuita de GNU/Linux. Hubo voluntarios que repartieron panfletos y calcomanías de FSF, alertando de los peligros de usar Windows y pidiéndoles que firmaran una petición para usar software libre en lugar de este nuevo sistema de Microsoft.

Libby Reinish, gerente de campañas de la FSF explicó por qué era necesario alertar a los usuarios de Windows 8. Según la FSF, Windows 8 restringe la libertad: “Microsoft ha gastado casi dos mil millones de dólares en anuncios para convencer a la gente de que Windows 8 va a revolucionar la forma en que usamos las computadoras. El hecho es que hablamos básicamente de Windows 7 con nuevas características de vigilancia y más restricciones a las libertades de los usuarios”.

Las características específicas que considera la FSF son:

  • Restricción de la libertad: Windows 8 es software propietario. En su núcleo está diseñado para controlar al usuario. No se puede modificar Windows 8 o ver cómo fue construido, lo cual significa que Microsoft puede usar el sistema operativo para explotar a los usuarios y beneficiar intereses especiales.
  • Invasión de la privacidad: Windows 8 incluye software que inspecciona el contenido del disco duro, y Microsoft dice tener el derecho de hacer esto sin dar aviso siquiera.  Estos programas tienen nombres elegantes que esconden la verdad, como “Windows Genuine Advantage.”
  • Exposición de los datos personales: Windows 8 tiene un caché de contactos que los expertos temen, pueda guardar información sensible de las personas y que sea susceptible de robo de identidad.

Windows 8 es un sistema cerrado y controlado que incluso para los desarrolladores es restrictivo. Por ejemplo, no se puede publicar una app en Windows 8 sin el permiso de Microsoft. No se puede incluso usar ningún medio ambiente de desarrollo sin registrarlo en los servicios en línea de Microsoft. Con el lanzamiento de Windows 8, Microsoft se acerca cada vez más a copiar el jardín cerrado que ya hizo de modelo de negocios Apple.

Sin embargo, las buenas noticias del mensaje de la FSF son: ” es fácil cambiarse al software libre en lugar de elegir por dejarse quitar  los derechos de los usuarios de computadoras. Estamos en esta presentación para decirle a las personas que no necesitan comprar Windows 8. Es un gran momento para actualizarse a la libertad del software libre (valga la redundancia).

Referencias:

Free Software Foundation
Windows 8 y la FSF

Desde la Red…
Comentarios