El futuro de BlackBerry

Sin duda alguna los productos de la canadiense Research in Motion marcaron toda una tendencia en la tecnología de comunicaciones inalámbricas hace algunos años. Los primeros modelos de BlackBerry, ciertamente de diseño “tosco” para los estándares actuales, permitían lo que ningún otro en su momento: recibir y contestar correo electrónico sin importar el lugar.

De forma asombrosa -y para algunos casi milagrosa- en la pequeña pantalla aparecía el texto del correo justo como en la computadora. Una particularidad es que no había que “ir a buscar” los mensajes por medio de complicados comandos, estos llegaban de forma automática (lo que se conoce ahora como “push mail”).

El tiempo pasó y surgieron nuevos modelos cada vez más sofisticados, además de que las operadoras de celulares les convenía mucho usar esa tecnología pues la compresión de los datos hacia que hubiera poco consumo del ancho de banda, pudiendo atender a mas usuarios al mismo tiempo.

Otro componente fundamental para BlackBerry fue el servicio de mensajería instantánea ahora conocido como “Messenger” o el famoso PIN. Era posible chatear con cualquier otro usuario de la plataforma sin cargos extra, en cualquier parte del mundo. Un poco mas adelante lanzaron modelos de bajo costo (Curve) y fue la explosión en ventas. Crecimientos acelerados año con año catapultaron a la firma como el estándar en smartphones a nivel global.

¿Qué pasó después? ¿Por qué ahora muchos dicen que BlackBerry está perdido? Sin duda una suma de sucesos han colocado a la firma en una situación complicada. Primero el estilo gerencial de dos directores generales parece que no dio buenos resultados. Luego, la feroz competencia principalmente del iPhone y los teléfonos con Android hicieron que mucha gente optara por otra solución a sus necesidades. BlackBerry no ha podido evolucionar rápidamente para competir contra los demás. La experiencia de navegar en páginas es muy diferente comparada con otras plataformas.

La lenta reacción para ofrecer nuevos modelos ha hecho que hoy, septiembre del 2012, la firma enfrente un futuro complicado. Cada mercado y región geográfica es diferente y, por ejemplo, en muchos países en desarrollo las ventas siguen manteniéndose y creciendo. Pero en el emblemático mercado norteamericano, la situación se ha tornado todavía más complicada. En estos momentos ostentan el tercer lugar con un 16.6%. En primero está Android con el 47% y en segundo iPhone con 29%.

El secreto de éxito en el mercado de los celulares es el software. De ahí que BlackBerry haya adquirido en septiembre del 2010 a la firma QNX, quienes desarrollaron el sistema operativo que utilizarán los nuevos equipos de la canadiense. Este movimiento ha sido para algunos de lo más equivocado y para otros, lo más sensato. ¿Por qué? A BlackBerry le urge una nueva línea de teléfonos para competir contra iPhone y Android. En cuanto a hardware pueden fabricar sin problema el número que necesiten, pero como decía, el secreto es el software. Después de muchos cambios internos, un nuevo director general, recortes de personal por todo el mundo y una nueva misión, la firma está enfocada en lanzar “durante el primer trimestre del 2013” sus nuevos productos.

¿Esto les bastará para salir adelante? Todo está por verse y no hay nada escrito. Varios factores pueden hacer pensar que el panorama no es tan gris como parece. Uno de los más importantes son los 80 millones de usuarios del BBM (BlackBerry Messenger) que mantiene la empresa. Otro es que sin duda fabrican excelente hardware con buena calidad, sus teclados –sobre todo en la gama alta- son de lo mejor que existe. Entonces, ¿podrán recuperar uno de los primeros lugares para desbancar a Android o a Apple? Lo dudo. El honroso tercer lugar que hoy tienen seguramente lo podrán mantener si todo sale bien y tal vez acumular algunos puntos más de participación de mercado.

Los que actualmente tienen o usan BlackBerry, ¿se están perdiendo de algo? No de mucho. Algunas aplicaciones exitosas no existen para la plataforma, como Instagram por ejemplo, pero hay clientes de redes sociales, software de noticias, aplicaciones y mucho más, aunque la experiencia de uso sí es muy diferente.

¿Cómo tomarán el mercado y los usuarios el cambio a la nueva plataforma? Creo que depende de la facilidad de adopción y de uso, además que, como parte fundamental, será necesario conocer qué nuevas aplicaciones se estarán desarrollando por terceros para funcionar con el BB10, como se conoce a la nueva generación de productos.

La historia se escribe todos los días y ya falta menos para conocer los primeros nuevos modelos. Una buena combinación de precio, características y confiabilidad pueden hacer que la firma repunte en este complejo y altamente competido mercado. Esperemos a ver qué pasa…