Untitled-2

El mercado de la tecnología en general y el de los teléfonos inteligentes en particular vaya que está definiendo el futuro para millones de personas. Es un hecho que todavía existe una inmensa mayoría de “terminales” sencillas, teléfonos que no son “inteligentes” y que la función de datos sólo la usan para enviar mensajes cortos o SMS. Pero también es un hecho que cada vez más gente usa más el teléfono inteligente y menos la computadora… ¿será que en el futuro ya no tengamos “compus” tal y como las conocemos?

Para conocer el futuro a veces es bueno recordar el pasado… cuando estaba la plena guerra de sistemas operativos entre Microsoft y Apple, la primera dio un paso trascendental en la industria: dejó que cualquier “hijo de vecino” escribiera programas para su plataforma, mientras que para Apple el asunto sigue, hasta la fecha, siendo algo complicado para los desarrolladores, donde hay que llenar una serie de requisitos para poder trabajar con su operativo y recibir soporte del fabricante. Los resultados de participación de mercado son obvios y no digo que sea la única razón, pero vaya que influye.

Justo me acaba de llegar un estudio que llevó a cabo una empresa llamada VisionMobile, patrocinado por Telefónica de España que muestra interesantes tendencias. Existen unos seres humanos que se llaman “desarrolladores” o programadores y gracias a ellos tenemos todo lo que vemos en la pantalla de la computadora, sin importar marca, credo o preferencia, todo lo que usamos lo “programó” alguien. Bien, muchos de estos programadores desde hace un buen tiempo se encuentran desarrollando títulos para teléfonos móviles… de donde deben seleccionar para cuál hacerlo. En un principio los programas sólo son “compatibles” con un tipo de teléfono (más bien, con el sistema operativo) y ya será cuestión del programador decidir si lo “portan” a diferentes plataformas.

Así las cosas, en vista de que veo el futuro lleno de teléfonos inteligentes y no de computadorasL, es importante conocer para qué tipo de plataforma se está desarrollando actualmente. Algunos puntos del mencionado estudio dicen qué “se ha realizado a más de 400 desarrolladores internacionales, representantes de las plataformas móviles más importantes (iPhone, Android, Symbian, BlackBerry, Java ME, Windows Phone, Flash y mobile web)”. Estos son los principales ambientes o sistemas operativos que los desarrolladores seleccionan para crear sus programas.

Sigue el estudio diciendo que “los participantes pertenecen a 53 países diferentes y más de 290 empresas. Más del 40% de encuestados tienen al menos 5 años de experiencia en el desarrollo de aplicaciones, mientras que el 78% han estado desarrollando aplicaciones por más de 12 meses. Los encuestados incluyen 20 de los mejores desarrolladores del foro Nokia, 2 de Handango, el finalista del reto de desarrolladores de Android, Microsoft MVPs y los ganadores del reto de desarrolladores Flash Lite, sólo por nombrar algunos”, que quiere decir que sí están bien representados, o al menos eso dicen los creadores del estudio.

¿Y los resultados? Las plataformas más usadas son: Android con casi 60%, en segundo lugar iPhone OS con un 50% aprox, luego Java (que sive para varias plataformas, en teoría) igual con un 50%, Symbian (o el imperio de Nokia) con un 48%, después vienen casi empatadas BlackBerry, Windows Phone y Web con cerca del 40%. El estudio sigue mencionando diversas plataformas como Flash o Flash Lite, Linux, Brew, Palm Web OS, etc., que en realidad no pintan mucho.

Lo interesante, obviamente, son los primeros lugares. Android a la cabeza, seguido de iPhone OS y Java como plataforma. Symbian va bajando según el estudio y es que si Nokia no se pone rápidamente las pilas, seguirá en picada hasta perderse y tener sólo el recuerdo de lo que algún día fue…

Ahora bien, a ti y a mí que no somos desarrolladores, ¿esta información en qué nos afecta o beneficia? La realidad es que es demasiado sencillo. Mientras más desarrolladores existan, más programas habrá disponibles en las “Tiendas de Aplicaciones”, lo que hará más sencilla la adopción de una u otra plataforma. Porque, tarde o temprano acabaremos todos –o casi todos- con un teléfono inteligente y además de todas las funciones del universo que pueda tener, una parte de la decisión tendrá que hacerse basados en la cantidad de programas que hay disponibles.

Apple con iPhone comenzó, sin duda, a fijar un estándar y estilo de comprar o descargar aplicaciones para su iPhone y ahora todos lo emulan. ¡Qué bueno! La competencia es lo que mantiene siempre en movimiento a esta y a casi todas las industrias. Veremos cómo se pone en el futuro… mientras tanto, si te interesa el estudio, puedes descargarlo aquí.