Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El pasado jueves los diputados (que asistieron ese día) aprobaron por unanimidad (291 votos a favor, cero en contra, dos abstenciones) la nueva Ley para el Desarrollo de la Sociedad de la Información. Le di una hojeada (electrónica, por supuesto) al documento de unas 30 páginas… y me llevé varias sorpresas.

En los antecedentes explica que en México, sólo algunos sectores tienen acceso a la misma tecnología que los países de primer mundo, “existe un sector muy pequeño que se encuentra al mismo nivel de equipamiento y de conocimiento que los países del primer mundo. Lo integran básicamente grandes empresas, algunas áreas de la administración pública y miembros de la comunidad académica. En este nivel el uso del soporte digital es intensivo y muy creativo, llegando a desarrollar aportes y soluciones originales…” Los que redactaron estos párrafos simplemente borraron de México a los miles y miles de usuarios como tú y como yo, que no formamos parte de una gran empresa, ni de la comunidad académica ni mucho menos de alguna dependencia pública. Así de sencillo eliminan a todos los que trabajamos de forma independiente o que tenemos una pequeña empresa y que, por nuestra convicción o interés profesional, aplicamos la misma tecnología que en cualquier parte del mundo. Vaya, no existimos para los señores diputados creadores de esta Ley.

Menciona la necesidad de crear un plan de desarrollo a 20 años, que debe contemplar asuntos como “Fomentar el crecimiento económico y el empleo en el país, mediante la innovación tecnológica y la conversión de las actividades del sector privado hacia una economía digital, con el objeto de implantar un comercio electrónico altamente desarrollado”. Perdón, pero, ¿se incluye que los bancos entiendan las necesidades de las pequeñas empresas para resolver asuntos tan elementales como el poder recibir pagos con tarjeta de crédito sin tener que demostrar primero que no se es delincuente? Mmmm, creo que no.

Sigue el texto haciendo referencia a los buenos deseos de los legisladores … “Formar una población participativa, alfabetizada digitalmente, a través del Sistema Educativo Nacional, y una fuerza de trabajo calificada en el manejo de las tecnologías de la información y comunicación, mediante la capacitación digital, que incluye la alfabetización, instrucción, apropiación y adopción del uso de dichas tecnologías, por lo que se deberá considerar a la investigación y formación de recursos humanos como inversión prioritaria”. Ufff. ¿Alguien recuerda la Enciclomedia? ¿Cambiarán las Hummers por cursos de “el Internet”?

Ningún párrafo del texto -perdón, de la Ley- tiene desperdicio, veamos “Impulsar la productividad y la competitividad del país, desarrollando empresas de tecnologías de la información y comunicación, en el marco de las mejores prácticas, que soporten digitalmente la economía nacional, y que sean capaces de competir internacionalmente”. Ahora si no entiendo, ¿el gobierno tendrá la responsabilidad de desarrollar empresas tecnológicas? Hasta donde tengo entendido, el gobierno tendría la obligación de garantizar la seguridad en todos los sentidos y hacer que se cumpla la ley. A partir de eso, todo lo demás viene por consecuencia. Si no, pregúntenle al grupo del G8. ¿Dónde pido mi boleto para que el gobierno me desarrolle mi empresa tecnológica, que soporte digitalmente la economía nacional y que sea capaz de competir globalmente?

Continuando con el texto, el artículo 14 especifica que la comisión intersecretarial que será nombrada para efectos de esta ley, deberá “Coordinar el despliegue de la estrategia digital integral para el acceso y uso masivo de las tecnologías de la información y comunicación en los sectores público y privado, y el desarrollo de una política pública nacional en la materia”. Por lo que puedo entender, los dos elementos materiales indispensables para comenzar a pensar en que muchos mexicanos tengan acceso a la tecnología de referencia son computadoras y conexiones a Internet. ¿Quién se va a encargar de eso? Porque el texto menciona en otro lugar que no se tendrá dinero adicional para ejecutar estas acciones, todo deberá salir de lo que ya se tiene presupuestado…

No estoy de mal humor. Estoy triste. La verdad es que esta ley está llena de buenas intenciones, pero se me hace un poco contradictoria. Es como si se acabara de inventar el celular y sólo tuvieran un teléfono de estos una pequeña parte de los mexicanos. Entonces, los legisladores preocupados por el desarrollo tecnológico, crearían la “Ley de Acceso al Teléfono Celular” y, tal vez, regalarían los aparatos y el servicio, ya que mucha gente no lo puede comprar.

Regreso a lo que mencioné, el gobierno no tiene por que ofrecer computadoras ni acceso a Internet, lo que debe proporcionar a sus gobernados es seguridad (en todos los sentidos, hacer cumplir la ley sin distinción), acceso a los sistemas de salud y crear un entorno competitivo (ojo con las empresas dominantes) para que los ciudadanos sientan el apoyo de ese gran sistema. Un gobierno que entienda sus necesidades y que trabaje de la mano con la población para resolver problemas y ser más productivos.

Si tuviéramos algo más o menos cercano a esto en México, yo no estaría escribiendo estos comentarios sobre la Ley, tal vez estaría platicando de cómo alguna secretaría de estado me ha apoyado para llevar a cabo mi siguiente proyecto. Pero como dicen, soñar no cuesta nada, a menos de que quieran crear una nueva Ley de Libre Acceso a los Sueños de los Mexicanos.

Ni modo, bien dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, ¿tan mal nos hemos portado?

Desde la Red…
Comentarios