Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Revisando los cargos automáticos de mi tarjeta de crédito, de repente me saltó el de Telcel por $4,134.00 correspondiente al mes de febrero (es decir, de acuerdo a tu fecha de corte, la empresa te factura los consumos). Entré a revisar la factura (que no me ha llegado) a Internet y al ver el desglose me encontré con una sorpresa que no esperaba.

Tengo un plan “Sin Fin” por el que pago $459 pesos al mes. No sé cuántos minutos son, pero generalmente me alcanzan, de repente pago un poco extra, unos 50 pesos o así, en un mes típico. Dentro de este plan tengo llamadas “ilimitadas” a la Telcel a 10 números, dentro de los cuales están los que más uso y en general esas llamadas son muy cortas. De hecho, por ejemplo, para hablar a mi casa, ya nunca marco el teléfono fijo. ¿Es un ahorro? Sí y no, porque ahora llega más bajo el recibo de la línea tradicional, pero más alto el celular.

Además tengo un plan para BlackBerry que se llama “BIS FULL” por el que pago $379 pesos al mes por navegación “ilimitada” en el territorio nacional, además de que me permite usar el teléfono como módem para conectarlo a la laptop. Hasta ahí todo bien, sin mayores dudas y el servicio que recibo es generalmente bueno.

Viajo mucho por trabajo. Entonces, descubrí los planes que tiene la empresa para “roaming de datos”, precisamente para los usuarios de BlackBerry, que te permiten usar las funciones (quiero entender) de Internet del teléfono sin costo adicional. Así, cada viaje, voy a un centro de atención a clientes y pido que me activen el plan, que por día cuesta unos 4 y tantos dólares para USA y Canadá y para Europa, algo así como 10 dólares diarios. En este estado de cuenta vienen dos de esas activaciones, una a USA y otra a Europa. Todo bien, es decir, todo calculado y previamente contratado.

La sorpresa llega cuando reviso el apartado de “Servicios de Roaming” donde hay unos cargos pequeños de tiempo de aire nacional e internacional, pero luego hay un renglón que dice “GPRS INTERNAC” por $1,723.86 más IVA = $1,982.43 pesos. ¿Pero de qué será esto si tenía el plan de roaming contratado? Envié un correo al área de relaciones públicas de la operadora, preguntando de dónde había salido ese cargo. Me llamaron luego luego y me explicaron que esos cargos eran por haber navegado en Internet y no nada más usado “el correo de la BlackBerry”.

Quedaron en llamarme de nuevo del área de atención a clientes. Hasta este momento no lo han hecho, pero la verdad, me quedé frío con la cuenta. Es decir, no es el fin del mundo ni mucho menos, pero si es urgente que las operadoras (Telcel, Iusacell, Movistar, Nextel) expliquen a detalle qué se incluye y qué no se incluye en los famosos planes de datos, pues es lo que más se estará usando en el futuro.

¿Para qué usé el teléfono de viaje? Además de ver mi correo, mandé algunos mensajes en Twitter, ocasionalmente entré a ver la ubicación donde estaba en Google Maps, navegué por algunas páginas, no sé, igual Wikipedia para consultar algo, vaya, cosas que hago normalmente con el celular, sabiendo que estaba cubierto por el roaming de costo fijo.

Pero parece que o me equivoqué o no entendí que sí se puede y qué no se puede. Hay que tener cuidado cuando contrates estos servicios con cualquier operador. Pide que te expliquen con detalle qué incluyen… no sea que te llegue una cuenta parecida a la mía. Vuelvo a salir de viaje dentro de unos días, iré a contratar de nuevo el servicio, pero esta vez esperaré pacientemente a que me expliquen, con peras y manzanas, que se entiende por navegación “ilimitada” en el paquete que tengo contratado, a qué puedo entrar, a qué no, en fin, cosas de la “modernidad” dirían algunos…

Desde la Red…
Comentarios